cartón

El packaging de cartón, todo lo que debes saber

La entrega de cualquier producto a domicilio se efectúa a través de un paquete que incluye dentro de sí el producto adquirido. La clave está en el paquete y las empresas lo saben. 

Que el sector del packaging haya crecido un 6’8% del 2013 al 2018, según Smithers, es muy relevante. Eso implica que cada vez hay más demanda de productos a través de comercio electrónico (estamos impacientes para saber las estadísticas del 2020) en todo el mundo, y que cada vez, hay más empresas que abren sus tiendas online para no perder esos clientes. Estos consumidores cada vez valoran más el packaging y las empresas de marketing saben que este puede ayudar al buen posicionamiento de la marca.

Cualquier producto necesita ser bien empaquetado para que llegue entero y con toda seguridad al receptor. Por eso cada empresa debe determinar los materiales con que van a envolver y empaquetar sus productos. El material determinará en gran medida la caja o envoltorio que protegerá el producto. Y sin duda, el rey de los materiales en packaging es el cartón. Descubrimos todo su potencial.

ebook-packaging-sostenible-2

Ventajas del packaging de cartón

El cartón es un tipo de material muy maleable que permite ser creado en varios tamaños y que puede ser almacenado fácilmente. El cartón (dependiendo del grosor de su composición) obtiene una buena resistencia a los golpes y puede ser apilado sin temor a deformaciones. 

Pero hay muchas otras ventajas que cualquier empresa deberá tener en cuenta a la hora de empaquetar sus productos.

  • Las cajas de cartón son ligeras. Mucho más ligeras que cualquier otro material, por tanto su manipulación, su carga y descarga es sencilla.
  • En este mismo sentido, no consumen mucho espacio y son perfectamente apilables.
  • El cartón es mucho más económico que cualquier otro producto. Una caja de cartón puede valer 15 céntimos (siempre dependiendo del tipo de cartón y grosor).
  • Las cajas de cartón tienen buenas capacidades para ser impresas. Para informar de la marca, del producto y sobre todo de los aspectos legales  para su correcta protección.
  • El cartón permite una gran maleabilidad a la hora de diseñar formas, colores y tamaños.
  • El cartón es reciclable y reutilizable. Es por eso que es el material más sostenible, sin duda su gran atractivo para una sociedad que implora una actitud más “eco” a las marcas.
  • Una caja de cartón puede ser sellada de manera muy fácil con cinta adhesiva  (o grapas para una mayor sujeción). Otros materiales no permiten este cierre manual tan eficiente.  

Tipos de cartón

El cartón es un material que está formado por varias capas de papel superpuestas. El papel puede estar formado de fibra virgen o también se puede fabricar usando papel reciclado. Para la elaboración del cartón no se utilizan maderas nobles, ni especies exóticas de zonas tropicales, sino maderas de rápido crecimiento. Eso refuerza la idea de que el cartón es el material más sostenible y con un impacto menor en el Medio Ambiente.

Dado que está formado por muchas capas, el papel es más resistente, grueso y duro. El cartón es marrón. Ya no se blanquea pues se prohibió para no utilizar elementos químicos tóxicos y contaminantes. Pero no hay un solo cartón, sino varios que ofrecen distintas resistencias y maleabilidades.

  • Cartoncillo: También conocido como folding, es el más fino, parecido a la cartulina. Delgado y compacto es de gran uso para la industria alimentaria o cosmética, entre otras. Dependiendo del gramaje ofrecerá mayor o menor resistencia. Ideal para poder realizar impresiones digitales o de cuatricromía.
  • Cartón piedra o compacto: Muy duro y resistente, el proceso de elaboración de este tipo de cartón es complejo y costoso y se utiliza poco como material de embalaje en España. Suelen ir forrados de papel impreso como las cajas de móviles, regalos, etc.
  • Cartón ondulado: Este tipo de cartón está formado por dos capas de papel liso y una capa intermedia de papel ondulado. Esta parte ondulada en el medio aporta una mayor resistencia al embalaje (y si es de doble ondulación, aún será más fuerte).
  • Cartón corrugado: También conocido como Ondapack, la principal diferencia de este material es estética. Es un cartón rugoso, con ondulaciones que permiten darle unas formas más curvilíneas o irregulares a las cajas. También está el cartón microcorrugado, muy resistente y en el cual puedes colocar mayor información de tu producto. El material con el que está hecho te permitirá reducir los costos en la cadena de suministros y es 100% reciclable.    

Todos estos tipos de cartón permiten crear diferentes modelos de cajas que se adaptan totalmente al producto que contienen. Una caja de cartón cuadrada puede servir para incluir un libro, comida o ropa. Pero habrá que tener en cuenta también lo encajado que quede el producto. 

Que un par de jerséis se desplacen en el interior de la caja de cartón durante el trayecto no van a implicar ningún desperfecto para estos. Pero sí que puede suceder con fruta, carne o leche. Por eso habrá que proteger bien el interior de cada caja para que el producto no llegue maltrecho a manos del consumidor. 

Más cartón, papel, o plástico de burbujas serán las mejores opciones para amortiguar cualquier golpe del producto durante el trayecto. Cuanto más encajado quede, mejor.