Tendencias envases cosmética

Tendencias en envases para cosméticos: Seguridad, sostenibilidad y convenience

El 2021 es probablemente el año que despierta más expectativas de lo que llevamos de siglo. El mundo está tocado por la Covid-19, afectando a la salud de todos así como a la economía de todos los países. No hay sector que no se vea afectado de una forma u otra. 

Las marcas se han visto obligadas a cambiar muchos de sus hábitos y de volver a enfocar parte de su línea de negocio. La sociedad además, pide cambios para hacer que las marcas produzcan productos con más seguridad y más sostenibles. Y eso también implica al sector de la belleza. De hecho, la industria cosmética ha sido una de las que mejor se ha adaptado a la situación sanitaria ofreciendo sus productos más necesarios (gel hidroalcohólico, jabones y otros productos de limpieza y cuidado de la piel) a las instituciones sanitarias, gobiernos u ONGs. Además las grandes marcas cosméticas ya llevan años investigando sobre maneras de producir sus productos de belleza de manera más sostenible. Y una de las claves también está en el packaging.  

¿Cuáles son las tendencias en packaging para cosméticos? 

Seguridad en los envases cosméticos

La seguridad es probablemente la característica más valorada por los desarrolladores de envases. Cualquier envase debe garantizar el buen depósito del producto que contiene, pero para los cosméticos aún es más relevante pues son productos creados a través de compuestos que combinan productos naturales con químicos. 

Un envase de un producto cosmético debe permitir el correcto almacenamiento y conservación de este, teniendo en cuenta su composición. Y el etiquetaje en este caso es vital para saber con detalle la composición del producto así como la conservación en el recipiente.

Teniendo en cuenta que el comercio electrónico viene disparado en los últimos años (aunque durante este pasado 2020 ha sufrido una desaceleración del 16’5% frente el 20’2% del 2019) y con el impacto de la Covid-19, los embalajes de los productos deben aportar más que nunca seguridad  en su traslado y posterior entrega. Paradójicamente, cuando más se insistía en la utilización de envases sostenibles o en la reutilización por encima del uso desaforado de los envases de plástico de un solo uso, con la llegada del virus aumentó el uso del plástico, según los datos recogidos por Ecoembes

Aunque no es el packaging del e-commerce el principal factor de crecimiento de este dato, sí que se ha aceptado que durante esta pandemia el plástico supone un plus de seguridad para el consumidor. Por eso es prioritario que durante todo el proceso de recogida, transporte y entrega de un paquete, este sea correctamente desinfectado en todo momento. 

Sostenibilidad en los envases cosméticos

El impacto de la Covid-19 en nuestras vidas ha hecho que mucha gente despierte un poco su conciencia ecológica. La futura gran pandemia, dicen algunos, vendrá dada por el Cambio Climático. Es por eso que más que nunca, la sociedad actúa para reducir la contaminación. Y una parte de esta lucha pasa por reducir drásticamente el uso de los plásticos y adoptar una actitud basada en las tres R: Reducir, reciclar y reutilizar. Y en este sentido las grandes marcas llevan años investigando y desarrollando todo tipo de embalajes biodegradables

El sector de los cosméticos no es diferente y ya existen materiales reciclables, renovables, con “etiquetas limpias”  y con reducida huella ambiental. Año tras año se presentan nuevos materiales más respetuosos con el  medio ambiente como los bioplásticos, soluciones que combinan materiales en base polimérica y celulósica que permiten su reciclado; o materiales compuestos por algas u otras plantas que sustituyen los combustibles fósiles.

Otro fenómeno que está cogiendo relevancia es el de los envases recargables. Si anteriormente la leche se vendía en botellas de plástico y los frutos secos llenaban bolsas de tela, ¿por qué no volver a estas prácticas o ahondar en esta alternativa? 

La reutilización del envase es prioritario y si es de plástico aún es más necesario. 

En este sentido hay una iniciativa que ha dado la vuelta al mundo, la de Terracycle, quienes proponen una experiencia de compra online recargable. El consumidor hace el pedido, la empresa entrega la cesta a través de UPS y este podrá retornar el paquete de regreso para su recarga. A través de un único envase de plástico o de aluminio el consumidor irá recargando sus pedidos.

Pero lo que más ha sorprendido  en los últimos tiempos es la apuesta de LUSH, una empresa minorista de cosméticos del Reino Unido que su propuesta de valor es que sus productos son cruelty free, vegetarianos y veganos. Su apuesta por la sostenibilidad es tal que recientemente han inaugurado la primera tienda LUSH Naked, en la que ha eliminado totalmente el uso de envases en todos sus productos ofreciendo champú, acondicionador, exfoliantes, aceite corporal y más en forma de barra sólida.

Convenience en los envases cosméticos

Los envases convenience son aquellos que ofrecen la mayor comodidad para el consumidor. Es el envase que mejor se adapta a las necesidades del consumidor. Y en este sentido hay tres tendencias que marcan  el diseño de los envases para que sean convenience:

  • Para personas mayores: En este sentido, las marcas cosméticas deberán diseñar aquellos envases que permitan ser abiertos y cerrados con facilidad, con el mínimo esfuerzo. Para eso los materiales, la forma y el tamaño del recipiente deberán tenerse en cuenta durante el diseño. También se deberá poner atención en el etiquetaje de los productos para que sea bien legible y que la información esté jerarquizada para que la persona mayor vea lo más importante.
  • Para lactantes o niños: los envases que permiten una manipulación más fácil para los niños ayudan a la mejora de la alimentación de los niños. Las botellas de agua con tapones con boquillas son un buen ejemplo. o las que tienen una ergonomía que permiten un mayor agarre. En este sentido, el tamaño también importa pues no pueden ser recipientes muy grandes.
  • Envases adaptados al producto: en este caso, la industria cosmética desarrolla envases que tratan de adaptarse muy bien al cosmético que albergan. 

También son convenience aquellos envases que incluyen atributos que permiten su utilización a colectivos normalmente marginados. 

Hay que garantizar el acceso de estos productos a la mayor parte de la población, incluidos los que tienen algún tipo de discapacidad como los invidentes. Por ejemplo, ya hay marcas que fabrican envases con braille como Bioderma.

Retail y covid-19

Retail y COVID-19: presente y mañana para el comercio minorista

Los minoristas de todo el mundo están lidiando con la incertidumbre frente al coronavirus, tanto para sus empleados, clientes y en definitiva, para su negocio. Para muchos, se nos ha convertido en una prueba de creatividad en la planificación de la continuidad del negocio.

Hace tiempo que observamos las iniciativas de algunos comercios para salvaguardar su negocio. 

A diferencia de las interrupciones anteriores como el SARS y Fukushima en las últimas dos décadas, la crisis del coronavirus está teniendo un impacto tanto en la oferta como en la demanda

Esto es nuevo, y en mi opinión, añade un ingrediente que no hemos visto anteriormente. El foco del problema es global, extendido por todo el mundo y sin conocimientos suficientes para organizar conjuntamente una solución. Nadie es capaz de predecir nada a 15 días,  una situación muy poco deseable para empresas, gobiernos, …

¿Qué pasa cuando cerramos intermitentemente negocios o cae sobre nosotros la amenaza de un nuevo confinamiento?

  • Situación laboral precaria
  • Miedo al consumo
  • Disminución significativa en las ventas
  • Incertidumbre en realizar inversiones

Los minoristas han sufrido una disminución significativa en las ventas en muchas categorías de productos a medida que la afluencia de público disminuye o se detiene la vida como la entendíamos antes de la pandemia. Seguramente, las consecuencias y la recuperación de la industria minorista variarán según el subsector, que se ha enfrentado a diferentes desafíos de oferta y demanda a raíz de la crisis. Tres casos que ilustran lo que digo:

El sector alimentación:

A medida que la pandemia se desacelera, los comestibles volverán gradualmente a patrones de compra más normalizados, con un aumento de los ingresos atribuidos a los canales digitales.

Moda y productos no esenciales:

Con el cierre de la venta al por menor no esencial y un cambio en el enfoque del consumidor hacia los artículos esenciales, las tiendas de este sector lo han pasado mal. Ahora, aunque con incertidumbre hacia la recuperación, las tiendas de ropa y especializadas comenzarán a ver un repunte a medida que los hábitos de los consumidores cambien para adaptarse a un gasto más discrecional.

Las grandes superficies:

Experimentaron aumentos iniciales tanto en el tráfico en la tienda como en el digital, ya que las tiendas permanecieron abiertas y ofrecieron una variedad de productos para satisfacer las necesidades de los consumidores. 

Cómo afecta esto a las marcas sin un canal operativo al 100% 

Independientemente del escenario, varias verdades están comenzando a ser claras para las marcas a medida que salvan los desafíos en un mundo posterior al COVID-19. Las marcas más avanzadas en el camino de la transformación empresarial digital estarán mejor equipadas para manejar esta disrupción.

Un cambio profundo en las ventas: los minoristas tendrán que invertir en canales digitales y las marcas en revalorar su imagen en ese medio.

¿Pueden las tiendas pasar a ser tiendas oscuras solo para empleados o centros logísticos que desarrollen mecanismos de “click-and-collect”?

Es una realidad, pero debemos entender este momento disruptivo como un punto de inflexión que aumenta la presión y acelera la creatividad de muchos negocios. No creo que todo pase por innovar en logística y venta online pero es una realidad que debemos tener en cuenta. El retail debe evolucionar: veremos pronto tiendas con probadores de pago, demos offline de productos para que puedas comprobar su eficacia, olor, sabor, color, etc. y compralo mediante el móvil, sin caja y con el envío gratis a tu domicilio para que vuelvas sin paquetes de la compra. Alguien piensa que se va a perder la experiencia que es ir a comprar a algunos conocidos retailers. Acudir a una tienda sigue siendo terapéutico y el ser humano es un animal social, ¿no?.

Ahora, más que nunca, el ingenio y la creatividad son motores que afectan positivamente la activación de estrategias on y offline que no solo tratan de satisfacer al consumidor en relación con la rapidez o precio, sino también tratan de ofrecer el servicio más adecuado, contextualizado y experiencial.