requisitos envases y embalajes transporte mercancías

Requisitos de los envases y embalajes para proteger la mercancía en el transporte

Para que un producto sobreviva a su transporte y llegue en óptimas condiciones a su destino, sea una tienda física o al cliente final, es importante que su envase y embalaje sea capaz de protegerlo de cualquier incidente que pueda sufrir durante su transportación, así como su almacenamiento. 

packaging sostenible

Es por esta razón, que los envases y embalajes destinados a proteger mercancías, deben cumplir unos requisitos y características determinadas, para evitar roturas o daños en esta, provocando que no pueda ser vendida y se convierta en merma. 

Además, estos envases y embalajes también deben ser capaces de ayudar en la conservación del producto. Este, durante su transporte y almacenamiento, puede verse expuesto a diferentes cambios de temperatura, y el envase y embalaje debe garantizar que estos no afecten directamente a la mercancía.  

Por otro lado, es importante tener claro que envase y embalaje no son sinónimos, sino que cada uno de ellos tiene unas determinadas funciones de protección. Vamos a verlas. 

Envase: Qué es y características 

Según la RAE, envase es: “Aquello que envuelve o contiene artículos de comercio u otros efectos para conservarlos o transportarlos”.

El envase es aquello que envuelve directamente el producto o mercancía, es decir, lo primero que ven los consumidores en las tiendas del producto, aquel packaging que les llamará la atención y les influenciará en su decisión de compra. 

Algunos ejemplos de envases: Tetra Briks, latas, botellas de vidrio, botellas de plástico (cada vez son más marcas las que intentan evitar este tipo de envases por el tema de la sostenibilidad), entre muchos otros.  

Por tanto, el objetivo y función principal de los envases es proteger, atraer y aportar información del producto al consumidor. 

Características de un envase: Cómo determinar que un envase es un buen envase y cumplirá con su objetivo

Como hemos comentando, los envases son lo que envuelve directamente el producto, por tanto, este deberá garantizar su protección y conservación, evitando que este entre en contacto con factores contaminantes. Por ejemplo, protegiéndolo del polvo, del derrame de otros productos perjudiciales para la salud, de la filtración de “bichos” (sobre todo en productos alimentarios), etc. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que los envases son el medio de comunicación entre marca y cliente. Estos envases o packaging, es el que ayudará a un potencial cliente a decidir si quiere adquirir el producto de una determinada marca o de otra. Esto se debe a que este envase aportará información como: Nombre de la marca, cómo es el producto (que no se puede ver directamente), caducidad, componentes, modo de empleo… Y toda aquella información relevante para los consumidores. 

Embalaje: Qué es y características 

Según la RAE, embalaje es: “Caja o cubierta con que se resguardan los objetos que han de transportarse”.

Por tanto, el embalaje, no recubre directamente la mercancía como el envase, sino que este protege el envase en sí, para garantizar que no sufra daños durante su transporte y almacenaje. 

No obstante, el término embalaje es un poco más complejo que el envase, puesto que este también puede hacer directamente de envase. Es decir, hay en algunos casos, que dependiendo el producto, este solo es protegido con el envase, sin necesidad de embalaje, y por tanto, este hace las funciones tanto de envase como de embalaje. 

Además, encontramos dos tipos de embalaje diferentes. 

Por un lado tenemos al embalaje secundario: Este tipo de embalaje es el que suele envolver a varios paquetes o envases de productos. Un ejemplo, si pensamos en el supermercado, serían las cajas de cartón que envuelven las botellas de vino, las cajas que contienen los envases de galletas, etc. 

Por lo que hace al embalaje terciario: Este es el que envuelve otro embalaje, que a su vez envuelve a un envase. Por tanto, podríamos decir que es el embalaje del embalaje, y este normalmente se utiliza para el transporte y almacenaje de una mercancía. Es aquel que se crea pensando en la facilidad de manipulación logística y que sirve para evitar su deterioro y garantizar que el producto llega en óptimas condiciones a su destino final. Normalmente se utiliza para el transporte colectivo. 

Requisitos de un envase o embalaje para garantizar el correcto transporte y almacenaje de una mercancía 

A la hora de escoger o diseñar un envase o embalaje adecuado es importante tener en cuenta las características del producto que va a proteger: tamaño, fragilidad, peso… Así como otros factores: 

  • Medio de transporte que se va a emplear: No es lo mismo transportar una mercancía en barco, donde se tendrá que tener en cuenta la humedad y temperatura, que por avión, donde tendrá que soportar frecuentes cambios de presión o por carretera, donde tendrá que enfrentarse a todo tipo de sacudidas y baches. 
  • Los costes logísticos: Es importante contar con envases y embalajes ligeros y que sean fáciles de transportar y almacenar para reducir este tipo de costes. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que el embalaje en España debe respetar la legislación europea de prevención de riesgos de salud del consumidor y protección del medio ambiente, en especial el tratamiento de desechos

Además, todos los embalajes deben ir acompañados de su correcto etiquetado con todas las especificaciones técnicas de la mercancía: ¿Se puede apilar? ¿Cómo será su transporte? ¿Qué contiene? ¿Es inflamable?, etc. 

También es importante tener en cuenta que los fármacos y productos de laboratorio tienen otros requisitos específicos que se deberán cumplir. Puedes verlos en el siguiente enlace

tendencias packaging para 2022

Tendencias en packaging para 2022

En las tendencias para packaging 2021 vimos que la seguridad del packaging, el diseño más amable y suave, el packaging sensorial y el packaging sostenible eran aspectos a tener en cuenta este 2021 para impresionar al usuario. Pero, ¿qué nos depara 2022 a nivel de packaging? ¿Seguirán siendo tendencia las tendencias del 2021? 

packaging sostenible

En definitiva sí. En 2022 será recomendable seguir apostando por el packaging sostenible así como el packaging sensorial. No obstante, dentro de estas tendencias, tendremos que añadir otras que en 2021 no se contemplaron, pero que son de suma importancia para que las marcas triunfen con sus productos de cara al consumidor. 

Aspectos del packaging a tener en cuenta en 2022

Grab-and-go packaging 

La tendencia de los consumidores de entrar en una tienda y pasar rato dando vueltas por ella, tocando todos los productos y leyendo su etiqueta ha cambiado. Actualmente, las compras rápidas son las que prevalecen, sobre todo con la llegada de los e-Commerce. Por ejemplo, en los puntos de venta, prefieren llegar, coger el producto e irse, lo mismo que hacen cuando compran online, que en un clic adquieren el producto. 

Pero para que esto ocurra, el packaging tiene que facilitar y agilizar la decisión de compra. Piensa que los consumidores es lo primero que ven de un producto, por eso, es importante y necesario que este, aparte de llamarles la atención, les dé toda la información necesaria de un solo vistazo, para que se decanten por él. 

El uso de tipografías de fácil lectura, códigos de fácil descifrado, etiquetado claro y potenciar el uso de colores que capten rápidamente la atención del consumidor, será clave para tomar decisiones ágiles, es decir, entrar, coger el producto y salir rápidamente del establecimiento. 

Packaging diseñado pensando en los Millennials 

La generación Millennial es un objetivo claro para las marcas, puesto que actualmente representan el 50% del consumo mundial. No obstante, llegar a ellos no es fácil debido a la mucha información que les llega y consumen, provocando que mucha de esta quede relegada a un segundo plano, perdiendo la visibilidad que se merece. 

En este sentido, para llamar su atención, es importante que el diseño del packaging del producto sea atrevido y llamativo, además de darle un valor añadido como por ejemplo con la creación de productos de “edición limitada”. Estos, al ser únicos y exclusivos, llaman la atención de los millennials, aburridos de que todo siga un mismo patrón.

Otro factor a tener en cuenta y que puede captar la atención de esta generación, es que los productos tengan un mensaje o una causa detrás

Personalización: Packaging adaptado a las necesidades de cada tipo de consumidor  

Adaptar el packaging según las necesidades del público al que se dirige será una tendencia que veremos mucho en 2022. Así, un producto que sirva tanto para niños, adolescentes como adultos, podrá estar adaptado a diferentes tipos de packaging, dependiendo al consumidor al que se dirige

Pero para que el packaging tenga el impacto deseado, la personalización será fundamental. Con personalización nos referimos a romper los esquemas, es decir, hasta la fecha, las cremas, por ejemplo, siempre han ido en envases de plástico en formato tubo o cilíndrico. ¿Por qué no cambiarlo? La marca Nivea lo consiguió apostando por el metal en sus envases de crema. 

bote de crema nivea
beiersdorf

Otro ejemplo de personalización, puede ser, no tanto en el packaging en sí, sino por ejemplo en el producto. Si nos fijamos en un ejemplo de cosmética, Rihanna, con su marca de cosméticos consiguió adaptar su base de maquillaje a 40 tonalidades, una para cada tipo y color de piel. 

marca cosméticos rihanna
Vogue

Conclusiones 

Para 2022 el el packaging sostenible seguirá siendo tendencia, una tendencia que con el paso de los años no parará de incrementar, debido a la demanda de los consumidores para la preservación del medio ambiente, así como la lucha de gobiernos para reducir el uso del plástico. 

Además, la búsqueda de impactar y emocionar a los usuarios, sobre todo en los e-Commerce, donde la experiencia de compra es más fría que en los puntos de venta, será fundamental para garantizar su satisfacción y que vuelvan a comprar de nuevo.  

packaging alimentacion

Envases y embalajes de éxito en la industria alimentaria

A diferencia de otros sectores de mercado, los productos alimentarios son muy delicados. Estos deben conservarse en la temperatura óptima para que no se estropeen, además de que deben llegar a su destino rápidamente, puesto que tienen una duración limitada. De lo contrario, podrían deteriorarse y perderían sus propiedades para la comercialización.  

De hecho, existe la normativa ISO 22000. Un certificado que regula los requisitos vinculados a las compañías del sector alimentario. Su principal objetivo es garantizar la plena inocuidad de los alimentos durante todas las fases que componen la cadena de producción hasta el cliente final.

Packaging de éxito para el sector alimentario

Para garantizar la conservación y la llegada de los productos alimentarios en las óptimas condiciones en los puntos de venta, se deben tener en cuenta algunos aspectos como: 

Tipo de producto

No todos los productos son iguales. Por ejemplo, la fruta es mucho más delicada que los congelados y sus parámetros de conservación son muy diferentes. El embalaje de cada producto deberá ir acorde con este. 

En el caso de la fruta, la mejor manera de transportarla es con cajas de cartón o plástico apilables. Por lo que hace a otro tipo de embalajes como por ejemplo ensaladas preparadas, tomates, lechugas y todo lo que se encuentra dentro de neveras en los puntos de venta, siempre se han utilizado embalajes de plástico, no obstante, debido al impacto negativo que tiene en el medio ambiente, actualmente se han empezado a sustituir por envases de cartón. 

Por ejemplo, el grupo Bon Preu, ha sustituido el plástico de los tomates de untar por embalajes de cartón.

Temperatura de conservación

La temperatura de conservación también es un factor importante a tener en cuenta. Dependiendo de esta, el envase o embalaje deberá ser de una determinada manera u otra. 

Por ejemplo, los envases metálicos están prohibidos para alimentos que deben conservarse en nevera. Por otro lado, el cartón es una solución ideal para todo tipo de productos, vayan o no a neveras y congeladores. 

Almacenamiento  

¿Dónde irá almacenado? ¿Qué duración debería tener almacenado? ¿Se puede apilar?  Son algunas de las preguntas que debería hacerse un diseñador de packaging, a la hora de crear el envase y el embalaje de un producto alimentario. 

Por ejemplo, en el caso de las botellas, estas suelen estar repartidas en cajas de cartón apilables y se guardan en el almacén tal cual. En cambio, el pan de molde suele almacenarse puesto de forma ordenada en cajas de plástico y sin apilarse, sino que en cada caja solo se pondrán los paquetes que quepan sin amontonarse unos encima de los otros. Si se quieren guardar de forma apilable, serán las cajas las que irán unas encima de las otras. Por esto, estas, suelen tener los lados más altos, para no chafar el contenido. 

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de almacenar productos alimentarios, es que es recomendable que estos no toquen directamente al suelo para evitar bacterias y que en caso de agua en el almacén, dañe directamente el producto. Pueden almacenarse elevados en palets. Una manera también de cumplir con los estándares de higiene. 

Transporte del producto

¿Cómo será transportado el producto? Es importante saber cómo llega a los puntos de venta el producto en cuestión, para saber el tipo de envase y embalaje que se debe hacer. Por ejemplo, en el caso de las botellas de cristal como el aceite o el vino, el cartón es muy resistente a los golpes. 

En el caso de los cartones de leche, hasta la fecha se envolvían en plástico para frenar golpes directos en el brick de cartón. Para ser un poco más sostenible, es recomendable si se quiere seguir utilizando este material, que se haga con plástico reciclado. 

Tipos de embalaje en alimentación 

A la hora de clasificar los tipos de embalaje que encontramos en el sector alimentario se puede hacer según el grado de contacto. Esta sería su clasificación. 

Primario: Se encuentra en contacto directo con la mercancía garantizando su agrupación y protección básica. Ej: Latas, bandejas, bricks… 

Secundario: Para el transporte y manipulación de productos que tienen el embalaje primario. Ej: Cajas de pizza. 

Terciario: Para el transporte y la manipulación de embalajes secundarios. Ej: Palets o envoltorios. 

Otros aspectos a tener en cuenta 

En Gráficas JR, como especialistas en packaging alimentario, sabemos que cada producto y marca son diferentes. El packaging es una manera que tienen las marcas de diferenciarse de su competencia, por tanto, este debe ir adecuado tanto al producto como a la imagen de marca. 

Es por eso que diseñamos, fabricamos y distribuimos expositores de PLV y Packaging para supermercados e hipermercados con el objetivo de dar visibilidad a productos del sector alimentario. 

Gracias a las capacidades y habilidades de nuestro equipo conseguimos que nuestros elementos de PLV y Packaging sean 100% adaptables y personalizables al sector de gran consumo para que de un simple vistazo el público identifique a la marca.

¿Qué hacemos?

  • Cabeceras de góndola
  • Islas extra espacio
  • Lineal
  • Decoración Retail
  • Floorstand
  • Categorías y segmentación 
  • Elementos promocionales

Nuestra prioridad es ofrecerte un servicio de máxima calidad, que cumpla con tus objetivos y todo lo que necesitas en una misma plataforma, con soluciones de diseño, fabricación y distribución.  

¿Quieres que demos vida al packaging de tu marca? Puedes contactar con nosotros en el siguiente enlace

romper reglas del packaging

Romper las reglas de la marca y branding en el packaging también puede hacerse

En numerosos artículos hemos hablado de la importancia de que el branding de la marca estuviera alineado con el packaging. No obstante, hay algunas ocasiones en las que romper estas reglas es posible, permitiendo que el packaging se aleje del branding de la marca. 

¿Por qué alejar el packaging del branding? 

Cuando se diseña un packaging completamente diferente al branding de la marca suele hacerse en ocasiones especiales y para ganar visibilidad. 

El branding sirve para transmitir los valores de la marca a los consumidores, es decir, generar su imagen de marca: Qué transmite, cómo la ven los usuarios, cómo quiere que la vean… De esta manera, pueden identificar de forma rápida tan solo viendo los colores, logo, tipografía, etc. 

No obstante, a veces, es necesario alejarse del branding para conseguir una mayor visibilidad de un producto o simplemente para poder adaptarse a las demandas del mercado actual. 

¿En qué ocasiones es recomendable romper las reglas del branding en el packaging? 

Lanzamiento de un nuevo producto 

Cuando se lanza un nuevo producto en el mercado el principal objetivo es conseguir visibilidad. Llamar la atención de los potenciales clientes para que se interesen por él y decidan comprarlo. Otro objetivo es conseguir diferenciarlo de la competencia. 

Para conseguirlo, el packaging juega un papel fundamental. Este es la primera impresión que se lleva un usuario no solo sobre la marca, sino también sobre el producto. Cuando la finalidad es destacar, la mejor manera para hacerlo, es saliendo de tu zona de confort sorprendiendo a los usuarios, haciendo algo totalmente diferente de lo que esperarían de ti. Es encontrar el “efecto WOW” que tanto nos gusta. 

Un buen ejemplo de lo que puede hacer un buen packaging lo encontramos en los años 70 con el producto Pet Rock. Una piedra gris ordinaria sacada de almacenes de construcción metidas en una caja de cartón con agujeros vendidas como las mascotas perfectas: No comen, no beben, no se quejan y no las tienes que sacar a pasear.

Un claro ejemplo del poder del packaging. 

Colaboración con otra marca o Asociación 

Hay muchas marcas que adaptan su packaging cuando realizan una colaboración con otra marca o Asociación. Por ejemplo en fechas señaladas como por ejemplo el Día Internacional contra el Cáncer de Mama, tiñéndose todas de rosa. O por ejemplo cuando hacen una colaboración con otra marca o personalidad famosa. 

Un ejemplo lo vemos con la marca OREO. Esta es inconfundible por su color azul eléctrico, blanco y negro. Pero con una colaboración que hizo con la cantante y actriz Lady Gaga, se tiñó de rosa. A continuación una imagen. 

Oferta especial 

Las ofertas especiales se hacen con productos, por ejemplo, de edición limitada. Es decir, que solo se vendan durante un período de tiempo determinado y luego sean retirados del mercado. En estos casos, hacer un packaging totalmente alejado del branding aportará diferenciación y ayudará a los usuarios a identificar que aquel producto es una oferta especial. 

Por ejemplo, Coca-Cola sacó solo en Japón una edición limitada de Coca-Cola Peach, su bebida con sabor a melocotón. 

Cambio de branding de la marca 

Hay muchas marcas que con el paso del tiempo han decidido renovarse cambiando su imagen de marca, como por ejemplo el logo, la tipografía o incluso los colores para modernizarlas. 

Aquí un ejemplo de la evolución del logo de Nestlé. 

¿Tu también quieres destacar con tu packaging? Contáctanos y te asesoraremos. 

packaging promocional

El packaging promocional como herramienta de marketing

El packaging puede convertirse en una potente herramienta de ventas siempre y cuando este cumpla con unos requisitos y características determinadas. Ten en cuenta que la mayoría de los consumidores (el 62%) toma su decisión de compra en el punto de venta, convirtiendo así, un envase en un elemento decisivo muy importante. 

A la hora de diseñar el envase de un producto es importante que el equipo de marketing, ventas y diseño trabajen de forma conjunta y alineada para cumplir los objetivos de venta de una empresa. 

¿Qué influencia tienen el marketing y ventas en el packaging? 

Ventas es el departamento que conoce a los clientes, que ha tenido contacto directo con ellos y que por tanto, sabe cuáles son sus intereses, necesidades y problemáticas. Además, sabe cómo a un cliente le gusta que se dirijan a él. 

Marketing coge estas necesidades y la forma de hablar del cliente y las traslada a acciones de marketing para llamar la atención de potenciales clientes similares a este (Buyer Persona) con el fin de guiarlo por el funnel o embudo de ventas: Llamar su atención, captar su interés, conseguir interacción y finalmente obtener la venta. 

Pero para que todo esto ocurra, el envase del producto juega un papel fundamental. Este es la primera impresión que se llevan los usuarios del producto. 

Por ejemplo, en los puntos de venta, un producto tiene que destacar de su competencia. 

Y en caso de los e-Commerce, donde el cliente no puede ver el producto de antemano y no ha tenido contacto directo con un comercial, es la primera impresión que se llevará de una marca cuando el paquete llega a su casa, sobre todo si es la primera vez que compra en la marca, será mediante el packaging y el embalaje del producto. 

Es por esta razón, que el packaging debe ir alineado con las estrategias de marketing. Es decir, tener unos objetivos claros, como por ejemplo: A quién nos dirigimos, valores de la marca, cómo queremos que nos vean los consumidores, si se quiere potenciar algún aspecto en particular, etc. Y una manera de conseguir que el packaging se convierta en una potente herramienta de marketing y ventas es con el packaging promocional

¿Qué es el packaging promocional? 

Cuando hablamos de packaging promocional nos referimos a aquel packaging que no es el habitual del producto, sino que se crea con un objetivos o fin concreto y por un período de tiempo determinado, que puede ser por: 

  • Fecha destacada: Aniversario de la marca, día internacional de…
  • Lanzamiento de una versión mejorada del producto
  • Para una oferta del estilo: Compra 2 y llevate otro producto de regalo. 

Entre otros ejemplos. 

El packaging promocional suele destacar mucho más que otro tipo de packaging, debido a que sus objetivos son un poco diferentes. 

Cuando se lanza una promoción se hace con el fin de conseguir incrementar las ventas. Por eso, muchas veces, no solo se cambia el envase del producto, sino que este se acompaña de un expositor para que todavía llame más la atención y diferenciarlo de la competencia. 

¿Cómo crear un buen packaging promocional? 

Los aspectos que debes tener en cuenta para crear un buen packaging promocional son los siguientes:

  • Tipo de promoción: Dependiendo el tipo de promoción será necesario diseñar otros elementos de apoyo al packaging como por ejemplo: Expositores, rotulación… A continuación algunos ejemplos:  
  • Presupuesto: Es importante saber del presupuesto destinado para poder ajustarse a este. 
  • Localización del producto: No es lo mismo crear un envase para un escaparate que para un estantería o mostrador, puesto que su visibilidad o foco de atención no será el mismo. Algún ejemplo: 

Para escaparate: 

Para mostrador: 

  • Buyer Persona: Evidentemente no es lo mismo un producto dirigido al sector industrial (B2B) que a un cliente final (B2C) como un niño, hombre o mujer. 
  • Valores de la marca: ¿Qué queremos transmitir? ¿Cómo queremos que los clientes nos vean? ¿Qué sensaciones queremos despertarles? En este apartado también se deberían tener en cuenta los colores. Estos tienen una gran influencia e importancia en la mente de los consumidores. 

Siguiendo todos estos consejos, sin duda conseguirás la visibilidad deseada de tus productos. ¿Necesitas ayuda en tus diseños? Si es así, te invito a contactar con nosotros, nos ajustaremos a tus necesidades y presupuesto con diseños a medida. 

Maquetas digitales

Las ventajas de las maquetas digitales para mostrar el packaging o expositor de un producto

Encontrar el packaging perfecto para un producto, así como un expositor que cumpla con los requisitos de: Funcionalidad, sostenibilidad, branding de la marca… No es tarea fácil. Por eso, las maquetas digitales se han convertido en un elemento de apoyo ideal para los diseñadores gráficos a la hora de mostrar sus propuestas a los clientes, por su versatilidad y facilidad en la realización de cambios. 

ebook-packaging-sostenible-2

Poder ver cómo quedará el packaging de un producto o su expositor en 3D antes de que sea construido, es una gran ventaja tanto para el diseñador, puesto que no ha de realizar trabajo en vano, así como para el cliente, ya que puede hacerse una idea de cómo será el producto final sin necesidad de verlo físicamente. 

Antes de la digitalización y la tecnología 3D, los diseños quedaban plasmados en papel, pero costaba mucho hacerse a la idea de la profundidad y visualizar cómo quedarían puestos en las estanterías o espacio donde debían ir colocados. En la actualidad, gracias a las maquetas digitales, este problema se ha solucionado.

Ventajas de las maquetas digitales en el packaging 

  1. Optimiza los costes: Se pueden realizar cambios de forma fácil y rápida en un solo clic, ya sean de forma, color, tipografía… No es necesario gastar recursos físicos. 
  2. Presentar un proyecto fácilmente: Se tendrá una idea más acurada de cómo se verá un proyecto sin necesidad de verlo físicamente. Se puede saber exactamente cómo quedará el producto final. Esto permite detectar errores o realizar cambios que en el proyecto final serían muy difíciles de hacer o imposibles, un hecho que provocaría que la satisfacción como cliente no fuera la adecuada.
  3. Visión en todos los ángulos: Además de poder ver el producto desde todos los ángulos posibles, también se puede ver cómo quedará en los distintos espacios de un punto de venta, por ejemplo. De esta manera, ver si el tamaño es el adecuado, si destaca entre los demás productos, si los colores se ajustan al branding de la marca, etc. 
  4. Fáciles de compartir: Cuando un diseñador está en medio de un proyecto y el tiempo se le echa encima, a veces le surgen dudas y no tiene el cliente allí para preguntárselas, haciendo que toda la presión y toma de decisiones recaiga sobre él. Gracias a las maquetas digitales, estas se pueden compartir de forma instantánea con el cliente en cualquier momento y lugar, para obtener una respuesta rápida, agilizando así los procedimientos. 
  5. Ideales para la prospección: Se puede generar un buen portafolio, dinámico y atractivo, que ayude a captar a futuros potenciales clientes. Un punto distintivo y que aporta modernidad a tu empresa. 
  6. Ayuda a mostrar el potencial de tu empresa: Mínima inversión para poder mostrar todo el potencial de tu proyecto sin necesidad de desarrollarlo. 

Algunos ejemplos de expositores y packaging realizado por Gráficas JR

¿Necesitas ayuda en tu packaging? En Gráficas JR te ayudamos a encontrar la solución que mejor se adapte a tus necesidades y que te ayude a destacar de tu competencia. Puedes contactarnos en el siguiente enlace

Influencia color packaging

La influencia del color en el packaging

¿Qué es lo primero que nos llama la atención de un envase? Es decir, lo que hace que lo veamos y nos fijemos en él. Ahora te vas a sorprender, porque seguro estás pensando en su forma y tamaño, pero no, es el color. Hay unos colores que nos llaman más la atención que otros y esto es lo que determina que nos fijemos en un producto u otro. 

Te ponemos un ejemplo con una imagen: De estas tres latas, ¿en cuál te has fijado primero? 

Seguramente coincidimos, la roja, a pesar de estar a un lado, llama más la atención que la azul que está en medio y que la verde lima, aunque esté al lado izquierdo, que es por donde empezamos a leer. 

Aquí un ejemplo de que el color influye claramente. Además, este, en la mente del consumidor, puede estar asociado a una marca determinada. Por ejemplo: Rojo y blanco a Coca-Cola, verde a Heineken, Amarillo y rojo al Cola-Cao, etc. 

Trade marketing

Significado del color en el packaging 

Hace años que escuchamos hablar sobre la psicología del color. La idea que nos hemos ido creando en nuestra mente, asociando cada color a una sensación o emoción determinada. Esta idea la tenemos tan integrada, que actualmente, ya solo viendo un color, inconscientemente ya percibimos dicha emoción. No obstante, esto no significa que para todos, los colores tengan el mismo significado, sino que cada persona puede percibir unas sensaciones diferentes. Y aquí está el reto del diseñador gráfico. 

Comprender a su audiencia, para saber qué color va mejor con la marca para transmitir sus valores y que su potencial cliente entienda el mensaje. 

Cierto es que encontramos muchos gurús de la psicología del color que han determinado de manera universal una emoción o sensación para cada color, sin embargo, la psicología del color es bastante subjetiva, por tanto, tú, como marca, tienes que ir un paso por delante, y comprender a tus potenciales clientes y qué significado entienden para cada color. 

Por ejemplo, los colores fríos como el azul o el verde suelen ir asociados a la calma, pero también pueden tener connotaciones relacionadas con la tristeza. Todo dependerá de la persona que lo esté viendo, en el momento que lo esté viendo, puesto que el estado de ánimo también influye y en un mes de diferencia puede cambiar su percepción. 

¿Cómo escoger los mejores colores para mi marca? 

Aquí influyen varios factores que vamos a desglosar a continuación. 

A quién te diriges

Analiza bien a tu cliente potencial. Conocer sus intereses, necesidades, círculos por los que se mueve, cómo habla, cómo viste, edad, preocupaciones… Todo esto te ayudará a determinar con qué color se puede sentir más identificado. 

Cómo es el producto que vendes

Tu producto también influye a la hora de escoger un color, sobre todo si es de temporada o no, por el tema de los colores cálidos en verano y los colores fríos en invierno. 

Por ejemplo, los productos de higiene como cremas y jabones, el color blanco que suele transmitir pureza y limpieza es el más utilizado. 

En cambio, en productos de cosmética como maquillaje, se utilizan tonos más neutros como el negro y el gris, porque tendemos a asociarlos a la elegancia. 

Qué quieres que los consumidores piensen de tu marca cuándo te vean

Fuerza, energía, paz, relax… Son solo algunas de las sensaciones que puede transmitir una marca en la mente del consumidor. Define bien cómo quieres que te vean, para acertar con las tonalidades y los colores en tu marca. 

Dónde venderás tu producto

No es lo mismo vender un producto en un Punto de Venta que en una tienda online. En los puntos de venta, un producto estará mezclado entre productos de otras marcas que pueden ser tu competencia directa. Por tanto, deberás llamar la atención al máximo para que el usuario se fije en tu marca. 

En este sentido, optar por colores agresivos como serían el rojo, el amarillo o el negro, puede ser una buena solución, siempre y cuando, estos se ajusten a los valores de tu marca. 

Para un e-Commerce, el packaging del producto no tendrá tanta importancia, como el envoltorio con el que será enviado al usuario, puesto que será la primera toma de contacto que tendrá con la marca

En este caso, los colores de este tienen que estar muy bien escogidos y deben definir a la perfección a la marca, puesto que no tendrán que competir directamente con otras marcas de cara a la galería, sino con la imagen de marca que se habrá creado el consumidor en su mente. 

Cómo es y qué hace tu competencia

Fijarte en la competencia te puede servir de guía para saber por dónde empezar. Hacer algo totalmente diferente de tu competencia puede ser muy asertivo para tener una identidad totalmente propia

Vas a vender nacionalmente o internacionalmente

Sí, vender nacionalmente o internacionalmente también influye, porque no todas las culturas o países asocian los mismos colores a una sensación determinada. 

Un ejemplo: El blanco, en las culturas occidentales y en algunas orientales como el hindú es símbolo de pureza e inocencia, así como limpieza y paz. No obstante, en la cultura africana este representa la muerte. 

Como ves, el color tiene una gran influencia en el packaging y escogerlo no es cosa del azar, sino que hay todo un análisis de marca y Buyer Persona a realizar, para encontrar el más adecuado para tu marca y transmitir los valores, sensaciones y emociones adecuadas a los consumidores para convertirte en una marca memorable.

¿Necesitas ayuda para encontrar el mejor color para tu marca? En Gráficas JR te ayudamos

envases monodosis

Los envases monodosis se imponen en la era del covid-19

En la era Covid-19, los envases monodosis se han impuesto en el sector del packaging. Esto se debe a la búsqueda de la seguridad frente a los contagios. Un envase monodosis se utiliza y se tira, haciendo que esté no circule de mano a mano, propagando de esta manera el virus. Por tanto, la razón principal de este incremento, es la seguridad que aporta a la salud de las personas. 

Además, según estudios de Ainia, se está viendo que en el último año ha habido una evolución en las tendencias de packaging, por ejemplo con los envases monodosis, o también con los envasados específicos para e-Commerce. Ya sabemos que las ventas online incrementaron hasta un 60% durante 2020 tal y como hemos explicado en otros artículos. 

Pero no sólo eso, sino que los envases sostenibles también han incrementado su relevancia en los últimos tiempos. Son muchos los consumidores que se preocupan por el medio ambiente, así pues, buscan marcas que también lo hagan, para ser fieles a sus valores y creencias. 

ebook-packaging-sostenible-2

¿En qué sectores predominan más los envases monodosis? 

Sector alimentario 

En packaging para el sector de la restauración y alimentación, es uno de los más complicados a la hora de reciclar, puesto que los envases terminan manchados de alimentos. Es por eso, que el uso de materiales más sostenibles, como por ejemplo, los procedentes de fuentes renovables o biodegradables, será clave para este sector.

Otro aspecto a tener en cuenta es que los envases reutilizables, que antes parecían una muy buena idea, actualmente, frente a la situación a la que no encontramos, ahora transmiten mayor inseguridad. Es por esta razón, que ha aumentado el uso de plásticos de un solo uso. Así como los productos (ready-to-eat), de consumo inmediato y listos para llevar. Por tanto, los envases monodosis y de un solo uso, son una tendencia que irá en aumento. 

Sector farmacéutico 

El sector farmacéutico es uno de los sectores que más ventas ha incrementado en el último año. Los geles hidroalcohólicos y las mascarillas han sido sus productos estrella. En este sentido, los envases monodosis también han tenido su lugar, con mascarillas de un solo uso o toallitas desinfectantes o geles para llevar en el bolso. 

El packaging farmacéutico tiene algunas particularidades: 

  • Serio y sobrio
  • Honesto
  • Ser de calidad
  • Captar la atención
  • Tener un diseño reconocible
  • Tener utilidad
ebook farmacia

¿Y qué ocurre con los e-Commerce? 

Que ha habido un incremento en las compras online es más que evidente. Es por esta razón, que el packaging y envases para este sector ha incrementado. Esto se debe a que el comercio online implica la necesidad de embalajes apropiados para prevenir daños del producto transportado y adaptados a los canales de distribución. 

Esto implica: Materiales duros para soportar golpes en el transporte, garantizar la calidad del producto con materiales que permitan su conservación, que llegue en condiciones óptimas al cliente final, que transmita los valores de la marca, etc. 

Pero para ello, se están buscando alternativas más sostenibles, como por ejemplo al papel de burbujas y a los envases de plástico. Una buena alternativa es el cartón corrugado. Este es muy resistente y duradero, a parte de que es 100% reciclable. 

Cada vez que los hábitos de consumo de los consumidores cambien, el packaging también padecerá algunos cambios importantes, para adaptarse a las demandas del momento. No debemos olvidar que el packaging es el primer contacto de los consumidores con las marcas, es por esto, que este deberá ir acorde con: 

  • Sus valores
  • Sus creencias
  • El mensaje que quieren transmitir
  • Las necesidades del consumidor
  • Acorde con el producto…

De esta manera, la satisfacción del cliente será mayor.

Tendencias packaging post covid

Tendencias del packaging en la etapa post Covid-19

El Covid-19 ha cambiado nuestros hábitos, teniendo que adaptarnos a la nombrada “nueva realidad”. Una normalidad que ha alterado la manera de comunicarnos y la manera de consumir, afectando también directamente a toda la cadena de valor del sector del packaging. Éste, debe garantizar una serie de aspectos que hasta la llegada del Covid-19 no eran tan importantes como la seguridad e higiene. 

Es por eso, que en la etapa post Covid-19 han aparecido algunas tendencias en packaging que no puedes obviar si quieres garantizar las ventas en tu negocio y cuidar la salud, tanto de los consumidores como de tus empleados. 

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para el packaging en la etapa post Covid-19? 

Seguridad e higiene

Garantizar la seguridad y la higiene de los productos que adquirimos, sobre todo por los que hace a alimentación como fruta y verdura, es imprescindible. Para ello, los envases transparentes están cogiendo relevancia. Tocar directamente con las manos los alimentos ya no es una opción si se quiere garantizar la seguridad e higiene de estos, es por eso, que será imprescindible cuidar cada elemento del embalaje o envase, para garantizar que no se toca el producto directamente con las manos y que se puede desinfectar una vez en casa. 

Materiales que puedan someterse a procesos térmicos 

Los envases que puedan ponerse directamente al microondas o en el horno son ideales para garantizar su desinfección más completa. Cuando un producto es sometido a altas temperaturas y cocinado, cualquier bacteria que quede en él desaparece. Razón por la cual se recomienda cocinar bien la carne y el pescado. 

Incremento en la demanda de envases de un solo uso

La demanda de los envases de un solo uso ha incrementado. A raíz del Covid-19, son muchos los usuarios que prefieren comprar los productos a granel y envasarlos en casa con tuppers o botes de cristal. Una manera de garantizar que no han estado envasados durante días en un paquete de plástico y toqueteado por cientos de manos. 

Las compras online, una tendencia en auge

Durante la primera mitad de 2020, debido al Estado de Alarma y al confinamiento, las compras online se dispararon considerablemente, una tendencia que en realidad ha venido para quedarse. 

Una situación que ha provocado que las empresas hayan comenzado a invertir en I+D, y no sólo a lo que packaging se refiere, sino también en todo el proceso logístico. Una manera de garantizar que el producto llegará en condiciones óptimas al cliente final.  

El plástico, el gran reto para las empresas. ¿Qué hacer con él? 

El plástico ha sido el material más utilizado en packaging durante años por parte de las empresas gracias a su alto nivel de seguridad para conservar, dosificar y preservar cualquier tipo de producto como por ejemplo alimentario y/o farmacéutico. No obstante, este material es muy contaminante y se están empezando a buscar alternativas de packaging, que además permitan reutilizarse y darles una segunda vida. 

Para ello, el vidrio o el metal serán unas buenas alternativas, sobre todo para poderles dar una segunda vida. 

Mayor automatización y digitalización

La automatización y la digitalización de procesos se ha convertido en el objetivo principal de muchas empresas, no sólo para agilizar la actividad empresarial e incrementar la productividad y eficiencia, sino también para garantizar las distancias de seguridad que exige el Covid-19. En el sector del packaging, muchas tareas pueden ser automatizadas, de esta manera, garantizar la seguridad laboral de los trabajadores y que dediquen su tiempo a tareas que realmente necesiten su implicación, obviando aquellas más mecánicas y técnicas que no requieren interacción humana. 

La innovación, en la era post Covid-19, será clave

Puede parecer que en una época de incertidumbre, invertir en innovación no es uno de los principales objetivos de las empresas, sin embargo, esta innovación es necesaria para investigar y desarrollar materiales sostenibles que garanticen la seguridad y trazabilidad de los alimentos y productos que contienen. 

ebook-packaging-sostenible-2

En este sentido, un ejemplo podemos encontrarlo en la búsqueda de envases que minimicen la posibilidad de supervivencia del virus en la superficie del packaging. 

Y estas son algunas de las tendencias post Covid-19 que deberás tener en cuenta en la creación de tu packaging para triunfar este 2021. 

Packaging sostenible ecommerce

Ejemplos de packaging sostenible que puedes utilizar en tu e-Commerce

Al igual que todo lo que nos rodea, el packaging también está evolucionando y los envoltorios y envases de los productos están cogiendo cada vez más relevancia, sobre todo en los e-Commerce. Éste, junto al branding de la marca, ayudan a incrementar la visibilidad del producto, así como, mejorar su presentación y posicionamiento de marca en la mente del consumidor. Un buen packaging marcará la diferencia con productos de la competencia

Pero, actualmente, ya no sólo prevalece que un envoltorio o envase sea bonito, sino que los usuarios buscan que éste sea sostenible. Y es que cuidar el planeta y el medio ambiente se ha convertido en una prioridad. Para ello, son muchos los consumidores y empresas que quieren eliminar el plástico de su cadena de producción, buscando alternativas verdes y ecológicas. Se prevé, si seguimos con esta dinámica, que en 2025 haya más plástico en el mar que peces. Una preocupación que ha puesto en alerta a muchos gobiernos, y que se están planteando la posibilidad de imponer una tasa para el uso del plástico, con el fin de reducirlo o eliminarlo completamente. 

ebook-packaging-sostenible-2

¿Qué alternativas sostenibles tenemos? 

A continuación algunos ejemplos. 

Packaging sostenible para el sector cosmética

Con la llegada de la cosmética natural, el sector cosmético, hasta la fecha poco cuidadoso con el medio ambiente, ha dado un giro inesperado. Son muchas las marcas de cosmética que buscan su sostenibilidad, tanto a nivel de producto como de packaging. Para ello, encontramos alternativas como: 

  • Tubos enrollables de aluminio para cremas y pastas de dientes.
  • Envases rellenables como el vidrio.
  • Plástico reciclado

Algunas marcas como Olay, l’Oréal o Lancome han comenzado a trabajar con algunas de estas opciones, testando su eficacia, protección y durabilidad. 

Packaging sostenible sector alimentación 

Sin duda, la industria que más plástico genera es la de la alimentación. No sé si te pasa lo mismo, pero en mi caso, nada más llegar de la compra, lleno una bolsa de basura entera con todos los envoltorios y embalajes de los productos que he comprado. Un despilfarro de plástico innecesario y que tardará miles de años en descomponerse. 

Frente a este panorama, son muchos los consumidores que han decidido cambiar sus hábitos y subirse al tren de la sostenibilidad, comprando sólo a marcas con calificación verde y cuidadosas con el planeta. Estas trabajan con materiales como: 

  • Cartón
  • Madera
  • Metal 
  • Papel

Por ejemplo, no hace mucho algunas marcas de cerveza como Estrella Damm, anunciaron que eliminaban las arandelas de plástico de sus packs de cerveza, y que estas pasarían a ser de cartón. Estas eran peligrosas para el medio ambiente, puesto que muchos animales quedaban atrapados en ellas y tardaban años y años en descomponerse. 

Otro ejemplo de packaging sostenible en alimentación lo vemos en envases biodegradables o reutilizables. En el caso de la comida precocinada, esta desde siempre ha sido envasada con plástico, además de ir acompañada de cubiertos de plástico. Pero, actualmente, se está trabajando con otro tipo de cubiertos de madera reutilizables, así como tuppers monouso que imitan al plástico, pero que en realidad son biodegradables y se elaboran con polímero de fécula de maíz. Además de latas de aluminio, comida para llevar en envases de cartón, entre otras alternativas como el vidrio. 

Sin duda, el sector de la alimentación está dando un giro de 180º por lo que hace al packaging y se espera que en 2025 se haya reducido un 50% el uso de este en dicho sector, provocando que cada año disminuya más y más, hasta eliminarlo por completo. 

Packaging sostenible para la industria textil y de moda

En el caso de la industria textil, su cuidado con el medio ambiente no pasa sólo por la reducción de bolsas de plástico a la hora de comprar un producto, sino también en su procesos de producción y logístico. Esto se debe a que la elaboración de tejidos es uno de los procesos más contaminantes. 

Un ejemplo lo vemos en su embalaje. Hasta la fecha, las prendas de ropa eran envueltas en plástico, sin ser comprimidas, por tanto, no ocupaban todo el espacio, y metidas en enormes cajas de cartón. Esto, no sólo aumentaba los costes de envío, puesto que el volumen y espacio que ocupaba era desmesurado, sino que también tenía un gran impacto negativo para el medio ambiente. Lo mismo pasaba con las perchas de plástico que llegaban con cada una de las piezas enviadas. 

Para reducir la huella ambiental han aparecido alternativas como: 

  • El metal, ideal para reutilizarlo, además de ser un bonito detalle y que llama la atención. 
  • El cartón y el papel: Muchas prendas van en cajas de cartón hechas a medida y por tanto, optimizan el espacio, y en vez de envolver la prenda interior con plástico, se hace con papel. 
  • El fajado de productos, que reduce el uso del plástico y otros embalajes contaminantes para optimizar el espacio. 
  • Ecodiseño para el etiquetado de prendas, para que sean menos nocivas. Además, estas son ideales para los e-Commerce. 

Son muchas las empresas textiles que buscan innovación y sostenibilidad en sus embalajes. Un ejemplo curioso lo vemos con H&M. Esta, presentó un prototipo de bolsa de cartón que se convertía en percha. 

Apostar por el packaging sostenible, es una apuesta segura de futuro, que te ayudará a incrementar tus ventas, puesto que tus valores irán acorde con los de los consumidores. Se ha demostrado que el 33% de estos prefieren comprar en marcas que sean cuidadosas con el medio ambiente. Una cifra que se prevé que aumente en los próximos años. 

Es por eso, que en Gráficas JR trabajamos con materiales y embalajes sostenibles como el cartón, la madera o el metal, para aportar nuestro granito de arena y ayudar a las empresas a ser más sostenibles. 

Para más información puedes contactar con nosotros sin ningún compromiso en el siguiente enlace

Packaging pequeños negocios

Packaging para pequeños negocios

El packaging, tal y como explicábamos hace unos días en este artículo: Branding y packaging, ¿qué influye más en la decisión de compra?, es un factor clave a tener en cuenta. Este, unido con el branding, te ayudará a posicionarte en la mente del consumidor y por ende, a incrementar tus ventas. 

Las ventas online en 2020 crecieron con fuerza, superando las compras offline. Los comercios locales y pequeños negocios tuvieron que reinventarse y adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores. Pero todavía quedan negocios o tiendas de toda la vida que no han dado el salto a la venta online. Razón por la cual necesitan destacar y ofrecer un valor añadido que los e-Commerce no pueden, y aquí, es donde entran el branding y el packaging. 

Aunque los envases y envoltorios parezcan una parte insignificante del negocio, pueden ser la clave para posicionarse en la mente del consumidor

Importancia del packaging en los pequeños negocios

¿Qué buscan los consumidores cuando compran en pequeños negocios, sobre todo si estos son locales? Detalles, aquello que en una tienda online cuesta mucho de conseguir:

  • Trato humano
  • Trato personalizado
  • Productos únicos
  • Calidad

Son algunos de los requisitos a cumplir para garantizar las ventas en un negocio pequeño, y para ello, la diferenciación será clave. 

Un ejemplo lo vemos en negocios que venden productos handmade, sostenibles y naturales. 

  • Tiendas a granel como por ejemplo pasta, legumbres, frutos secos…
  • Tiendas de jabones naturales hechos a mano. 
  • Tiendas de cosmética natural.
  • entre otros. 

Estos son los tipos de negocio que están triunfando actualmente. Por eso, cuidar todos los detalles como la imagen de marca, la posición de los productos y el packaging será fundamental para llamar la atención de los consumidores. 

¿Por qué importa el packaging? 

La mente del consumidor no reacciona igual cuando le ponen los productos que han comprado en una bolsa de plástico blanca sin ninguna gracia, que cuando van acompañados de una caja, sea de cartón, metal o madera, o una bolsa hecha con gracia y con el logo del negocio. Una manera de promocionar tu marca de forma gratuita, ya que el consumidor al pasearse con la bolsa en la mano, hará que otros la vean. 

El packaging importa y mucho. Por ejemplo, en el caso de las pastelerías, no es lo mismo que te sirvan 5 croissants dentro de una bolsa de papel donde se pegan unos con otros, que servidos en una caja de cartón, separados con papel y donde cada uno tiene su espacio. A parte de conservar su textura, forma y sin que se mezclen los ingredientes, estos se conservarán por más tiempo, evitando que se filtre aire que los pueda ablandar o resecar. 

El packaging no sólo sirve como elemento decorativo, sino que está pensado para la preservación, conservación y transporte del producto. 

Además, muchos negocios pequeños ofrecen productos ideales para regalar, beneficiándose más de este tipo de compras que no de las de consumo propio. En este sentido, el packaging será un elemento imprescindible a tener en cuenta. 

Un ejemplo lo podemos encontrar en los productos de cosmética natural. Actualmente, ser sostenibles y ecológicos es un tema que preocupa a la mayoría de consumidores. La reducción del plástico es una necesidad cada vez más demandada, y no sólo por los consumidores, sino también por los gobiernos. En este sentido, los pequeños negocios si quieren destacar necesitan adaptarse a estas demandas. 

ebook-packaging-sostenible-2

Siguiendo con el ejemplo de cosmética, las botellas de vidrio serán una alternativa sostenible perfecta para presentar sus productos. Además, para garantizar su protección pueden ir acompañados de una caja de madera o de metal, ideal para conservarlos y darles una presentación bonita y que destaque por encima de otros productos. Por otro lado, los embalajes de madera y metal son reutilizables y una vez gastado el producto, se les puede dar un nuevo uso. 

En los negocios pequeños, la imagen y la presentación de los productos es fundamental. Una manera de destacar y posicionarse en la mente del consumidor. 

El packaging original es aquel que se recuerda con frases como: “Mira qué caja más bonita”, “Mira que envoltorio más práctico”, etc. Es un incentivo más para que vuelvan a comprar o se fijen con la marca. 

Y para que no se nos olvide, volvemos a insistir en que, cuidar los pequeños detalles como:

  • La manera de exponer los productos.
  • La manera de presentarlos.
  • La manera cómo se envuelven.
  • Etc.

Será clave para llamar la atención del cliente y garantizar las ventas en un negocio pequeño. 

En Gráficas JR, como especialistas en packaging, te ayudamos a encontrar la solución de packaging ideal para tu negocio y que se adapte a tus necesidades, valores y encaje 100% con el producto que vendes, aparte de ofrecerte soluciones sostenibles. 

Puedes ponerte en contacto con nosotros en el siguiente enlace

vidrio en cosmética

El vidrio como tendencia para los envases de cosmética

El sector de la cosmética y perfumería en España mueve unos 8.200 millones de euros al año con un crecimiento anual de casi el 3% (aunque aún no se saben los datos del 2020 con el impacto de la Covid). Según la Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética), cada persona usa diariamente de media de 7 a 9 productos cosméticos gastándose unos 170 euros al año. Este despilfarro impacta de lleno en los planes de sostenibilidad de muchos gobiernos. De hecho, el sector ya procura a marchas forzadas reducir su huella de carbono. Los procesos de recolección de los ingredientes, de tratamiento y de distribución de los productos deben ser lo más sostenible posible. Y por supuesto, utilizar envases reciclables, reutilizables y reducir el uso de envases de plástico y todos aquellos materiales más nocivos.

ebook-packaging-sostenible-2

La iniciativa New Plastics Economy de la Ellen MacArthur Foundation ha logrado que 400 empresas (entre ellas el grupo L’Oréal y Unilever) firmen un compromiso global para un futuro sin basura plástica a través de los principios de la economía circular. Según sus responsables, hay que encontrar “soluciones para alargar su vida útil y que no se convierta en residuo de un solo uso”. El impacto del plástico en el Medio Ambiente es muy grande, el tiempo en que tarda en desintegrarse oscila entre los 100 y los 1.000 años

El vidrio, la alternativa sostenible al plástico

Cualquier packaging realizado con plástico es un paso atrás hacia los objetivos marcados. Si bien llevan años investigando y desarrollando materiales de plástico biodegradable, estos pueden tardar 3 años en desintegrarse totalmente. Sin duda es una buena alternativa, pero hay otro material más común con el que el reciclaje y la reutilización es más sencilla: El vidrio. Si bien una botella de vidrio tardaría 4 siglos en desintegrarse, este material es 100% reciclable, basta con  romperlo y fundirlo. De esta manera, es un material que si se recicla constantemente podrá tener una vida infinita. El mejor ejemplo de lo que significa la economía circular.

Poniendo números al sector, según el informe de Mordor Intelligence, en el 2020 el mercado de botellas y envases de vidrio se valoró en 63,11 mil millones de dólares, y se espera que alcance un valor de 80,21 mil millones de dólares para 2026. Estos números son así, especialmente por la industria de las  bebidas alcohólicas y no alcohólicas, pero también tiene su parte de culpa la transformación que está afectando al sector de la perfumería y cosméticos. Según otro informe, en este caso de Transparency Market Research, pronostican un crecimiento del mercado de los 5 mil millones de euros en 2019 a los 7’2 mil millones en 2027. El consumidor cada vez está más concienciado con el uso de recipientes reciclables. 

Pero el uso del vidrio no solo es más sostenible, sino que es visto como el más bonito y lujoso. De hecho, hay 7 diferencias notables entre los envases de plástico y los de vidrio:

  • La calidad percibida: Cualquier producto envasado en vidrio es visto como un producto de mayor calidad. El packaging de vidrio está asociado a productos más premium y en cosmética también sucede. Eso sí, el plástico es más fuerte y resistente que el vidrio.  
  • Mejor conservación: El vidrio ofrece a los líquidos (perfumes y colonias, por ejemplo) una impermeabilidad más elevada que lo que ofrece cualquier envase de plástico. Y aguanta mucho mejor las temperaturas más extremas. En este sentido, se recomienda usar vidrio tintado que evita la sobreexposición de luz sobre el producto. 
  • Toxicidad: El vidrio no contiene productos químicos potencialmente dañinos como si los puede tener el plástico. Además, es menos poroso y tiene una alta resistencia a la lixiviación en su producto, incluso cuando está contenido, durante largos períodos de tiempo.
  • Se ve el producto: El vidrio mayoritariamente es transparente (el plástico en cosméticos no acostumbra serlo) y eso permite que el consumidor pueda ver siempre el contenido del frasco. El poder verlo transmite más confianza porque puede ver el estado del producto.
  • Sostenibilidad: Y por supuesto, como ya hemos ido diciendo, el vidrio al ser 100% reciclable es un material mucho más sostenible que el plástico o el plástico biodegradable. 

En consecuencia, los fabricantes de perfumes y cosméticos saben que el futuro del planeta también pasa por sus manos y que la elección del vidrio como material para el packaging de sus productos es la solución más acertada. Claro está, si cada uno somos conscientes de que cada recipiente de vidrio debe reciclarse correctamente

Branding y packaging

Branding y packaging, ¿qué influye más en la decisión de compra?

Las motivaciones que sentimos cuando efectuamos una compra son variadas y algunas veces obedecen a razones puramente racionales (compro atún porque necesito atún) y otras veces el mecanismo se da irracionalmente (compro este libro porque me gusta su portada y el argumento es interesante). Los profesionales del marketing saben nadar en estas dos aguas. Se trata de vender el producto remarcando tanto su necesidad, su uso, como su valor intangible, aquello que lo diferencia de los demás y que hará que el consumidor lo escoja frente a los de su competencia.

El branding sirve, en gran medida para vender ese valor intangible: el valor de la marca. El packaging, todo aquello que envuelve y que, en cierto modo, da forma al producto, es una extensión del branding, su conceptualización física.

Branding y packaging, ¿qué influye más en la decisión de compra?

El proceso de compra por fases

Cualquier proceso de compra cumplirá cuatro fases:

  • Concienciación: Cuando el consumidor/usuario se da cuenta de que necesita algo muy concreto para solventar un problema o carencia (tanto sea por comprar una lata de atún como para comprar un libro).
  • Investigación: El consumidor/usuario investigará sobre qué productos ofrece el mercado que mejor le van a servir para solucionar su problema o carencia.
  • Decisión: En esta fase el consumidor/usuario ya ha recorrido el mercado, ya sabe qué productos o servicios le pueden solucionar el problema o carencia, hace una comparativa y toma la decisión que mejor le conviene.
  • Acción: La compra en sí misma.  

El branding lo envuelve todo

Cualquier empresa que empiece hoy en día a desarrollar una idea de negocio, los productos o servicios que irán asociados a ella tendrán unas necesidades y valores. Partimos siempre de algo que creemos que hará un bien a la sociedad, sea un nuevo software para controlar los accesos como una nueva marca de patinetes eléctricos. Esta necesidad, pero,                        vendrá asociada a unos valores de marca intrínsecos que desde el equipo creemos que darán entidad a los productos y que nos posicionarán en el mercado. Sostenibilidad, lujo, espiritualidad, inclusivos, de uso compartido, etc. Vivimos en la era de los valores y conectamos con los demás a través de estos.

La mejor estrategia de marketing es aquella que llega de manera directa a su target y transmite su mensaje de manera que permanece en la cabeza del consumidor. El branding sirve en gran medida a este propósito: trata de transmitir los valores intrínsecos a la marca para llegar a aquellos que sabemos que se van a alinear con nuestro posicionamiento. A través de redes sociales, medios digitales u otros medios lanzamos contenidos de todo tipo: Artículos, videos, tutoriales, podcasts, etc. Todos con una finalidad: Hablar de quienes somos y qué hacemos. No se trata tanto de vender de manera directa el producto, sino de saber contarlo. En este sentido, el storytelling es uno de los últimos aliados del branding que mejor funcionan. 

Volviendo al proceso de compra y sus cuatro fases, el branding está presente en dos de ellas: La investigación y la decisión. El branding sirve en primera instancia para dar a conocer la marca y los valores asociados a esta. El branding, pero se transmite a través de sus productos. Así que si vendemos atún, pero este ha sido almacenado en aceite durante horas y su sabor es especial, entonces lo equiparamos a un producto gourmet. Este producto, pero formará parte de nuestra marca de productos gourmet. Y este será nuestro valor de marca. Por eso nuestra marca siempre transmitirá todos los mensajes, contenidos y diseños pensados para transmitir una sensación de marca gourmet. 

El packaging en el branding

La identidad visual de cualquier producto servirá también a los objetivos del branding: Transmitir los valores de la marca. Pero al mismo tiempo dará información del producto en sí mismo. En este sentido, el diseño de cualquier packaging deberá obedecer a estos dos propósitos. 

Volviendo a la lata de atún gourmet, para diferenciarnos de las latas de atún convencionales, en vez de utilizar estos envases de latas metálicas que van de tres en tres unidas y envueltas por un cartón, optaremos por un tarro de cristal y una etiqueta con los colores, el logo y la identidad corporativa de la marca (pensada y diseñada para transmitir estos valores de calidad y excelencia). El packaging informa del producto (el tarro de cristal transparente descubrirá el trozo de atún macerado en aceite) así como es una extensión del branding.

Si hablamos de un libro, cuya adquisición puede ser más irracional, el packaging en este sentido tendrá una gran función. Un libro no acostumbra a estar envasado, pero igualmente obedece a las mismas reglas de marketing que el packaging de una lata de atún. Y lo hace a través de su cubierta. En primer caso, no es lo mismo un libro publicado por Alfaguara que por Planeta. Unos libros serán más gruesos, con tapa dura y otros más pequeños de tapa dura, unos tienen las cubiertas con una especie de marco naranja y luego tienen una serie de dibujos, los otros sus portadas vienen con fotografías o diseños artísticos. Además está la faja, este papel añadido que abraza todo el libro donde normalmente se pone una cita promocional. Tanto la portada como la faja nos podrá dar información tanto del libro en sí como de la editorial a la que representa. 

La decisión de la compra

El branding principalmente afecta a las tres primeras fases del proceso de compra. Pero si conectamos la estrategia del branding a la de Inbound Marketing logramos desarrollar una estrategia que alinea todos los departamentos relacionados con el producto (diseño, venta,  marketing y comunicación, y atención al cliente) y crea una estrategia de marketing circular donde el branding no es solo una estrategia de compra sino también de fidelidad. 

Pero en la compra en sí, la acción se realiza en último momento en la tienda, física u online. Allí el consumidor decidirá por una serie de últimos estilos si opta por una compra u otra. Estos estímulos los dará en gran medida el packaging del producto. Cuando dudemos entre un tarro de atún gourmet u otro, o entre el libro de Planeta o Alfaguara, el packaging (entre otras variables como es el precio o la posición del producto en la tienda) podrá ser determinante para comunicarnos aquel aspecto realmente diferencial que conectará con nosotros, los consumidores.

cartón

El packaging de cartón, todo lo que debes saber

La entrega de cualquier producto a domicilio se efectúa a través de un paquete que incluye dentro de sí el producto adquirido. La clave está en el paquete y las empresas lo saben. 

Que el sector del packaging haya crecido un 6’8% del 2013 al 2018, según Smithers, es muy relevante. Eso implica que cada vez hay más demanda de productos a través de comercio electrónico (estamos impacientes para saber las estadísticas del 2020) en todo el mundo, y que cada vez, hay más empresas que abren sus tiendas online para no perder esos clientes. Estos consumidores cada vez valoran más el packaging y las empresas de marketing saben que este puede ayudar al buen posicionamiento de la marca.

Cualquier producto necesita ser bien empaquetado para que llegue entero y con toda seguridad al receptor. Por eso cada empresa debe determinar los materiales con que van a envolver y empaquetar sus productos. El material determinará en gran medida la caja o envoltorio que protegerá el producto. Y sin duda, el rey de los materiales en packaging es el cartón. Descubrimos todo su potencial.

ebook-packaging-sostenible-2

Ventajas del packaging de cartón

El cartón es un tipo de material muy maleable que permite ser creado en varios tamaños y que puede ser almacenado fácilmente. El cartón (dependiendo del grosor de su composición) obtiene una buena resistencia a los golpes y puede ser apilado sin temor a deformaciones. 

Pero hay muchas otras ventajas que cualquier empresa deberá tener en cuenta a la hora de empaquetar sus productos.

  • Las cajas de cartón son ligeras. Mucho más ligeras que cualquier otro material, por tanto su manipulación, su carga y descarga es sencilla.
  • En este mismo sentido, no consumen mucho espacio y son perfectamente apilables.
  • El cartón es mucho más económico que cualquier otro producto. Una caja de cartón puede valer 15 céntimos (siempre dependiendo del tipo de cartón y grosor).
  • Las cajas de cartón tienen buenas capacidades para ser impresas. Para informar de la marca, del producto y sobre todo de los aspectos legales  para su correcta protección.
  • El cartón permite una gran maleabilidad a la hora de diseñar formas, colores y tamaños.
  • El cartón es reciclable y reutilizable. Es por eso que es el material más sostenible, sin duda su gran atractivo para una sociedad que implora una actitud más “eco” a las marcas.
  • Una caja de cartón puede ser sellada de manera muy fácil con cinta adhesiva  (o grapas para una mayor sujeción). Otros materiales no permiten este cierre manual tan eficiente.  

Tipos de cartón

El cartón es un material que está formado por varias capas de papel superpuestas. El papel puede estar formado de fibra virgen o también se puede fabricar usando papel reciclado. Para la elaboración del cartón no se utilizan maderas nobles, ni especies exóticas de zonas tropicales, sino maderas de rápido crecimiento. Eso refuerza la idea de que el cartón es el material más sostenible y con un impacto menor en el Medio Ambiente.

Dado que está formado por muchas capas, el papel es más resistente, grueso y duro. El cartón es marrón. Ya no se blanquea pues se prohibió para no utilizar elementos químicos tóxicos y contaminantes. Pero no hay un solo cartón, sino varios que ofrecen distintas resistencias y maleabilidades.

  • Cartoncillo: También conocido como folding, es el más fino, parecido a la cartulina. Delgado y compacto es de gran uso para la industria alimentaria o cosmética, entre otras. Dependiendo del gramaje ofrecerá mayor o menor resistencia. Ideal para poder realizar impresiones digitales o de cuatricromía.
  • Cartón piedra o compacto: Muy duro y resistente, el proceso de elaboración de este tipo de cartón es complejo y costoso y se utiliza poco como material de embalaje en España. Suelen ir forrados de papel impreso como las cajas de móviles, regalos, etc.
  • Cartón ondulado: Este tipo de cartón está formado por dos capas de papel liso y una capa intermedia de papel ondulado. Esta parte ondulada en el medio aporta una mayor resistencia al embalaje (y si es de doble ondulación, aún será más fuerte).
  • Cartón corrugado: También conocido como Ondapack, la principal diferencia de este material es estética. Es un cartón rugoso, con ondulaciones que permiten darle unas formas más curvilíneas o irregulares a las cajas. También está el cartón microcorrugado, muy resistente y en el cual puedes colocar mayor información de tu producto. El material con el que está hecho te permitirá reducir los costos en la cadena de suministros y es 100% reciclable.    

Todos estos tipos de cartón permiten crear diferentes modelos de cajas que se adaptan totalmente al producto que contienen. Una caja de cartón cuadrada puede servir para incluir un libro, comida o ropa. Pero habrá que tener en cuenta también lo encajado que quede el producto. 

Que un par de jerséis se desplacen en el interior de la caja de cartón durante el trayecto no van a implicar ningún desperfecto para estos. Pero sí que puede suceder con fruta, carne o leche. Por eso habrá que proteger bien el interior de cada caja para que el producto no llegue maltrecho a manos del consumidor. 

Más cartón, papel, o plástico de burbujas serán las mejores opciones para amortiguar cualquier golpe del producto durante el trayecto. Cuanto más encajado quede, mejor. 

Tendencias envases cosmética

Tendencias en envases para cosméticos: Seguridad, sostenibilidad y convenience

El 2021 es probablemente el año que despierta más expectativas de lo que llevamos de siglo. El mundo está tocado por la Covid-19, afectando a la salud de todos así como a la economía de todos los países. No hay sector que no se vea afectado de una forma u otra. 

Las marcas se han visto obligadas a cambiar muchos de sus hábitos y de volver a enfocar parte de su línea de negocio. La sociedad además, pide cambios para hacer que las marcas produzcan productos con más seguridad y más sostenibles. Y eso también implica al sector de la belleza. De hecho, la industria cosmética ha sido una de las que mejor se ha adaptado a la situación sanitaria ofreciendo sus productos más necesarios (gel hidroalcohólico, jabones y otros productos de limpieza y cuidado de la piel) a las instituciones sanitarias, gobiernos u ONGs. Además las grandes marcas cosméticas ya llevan años investigando sobre maneras de producir sus productos de belleza de manera más sostenible. Y una de las claves también está en el packaging.  

¿Cuáles son las tendencias en packaging para cosméticos? 

Seguridad en los envases cosméticos

La seguridad es probablemente la característica más valorada por los desarrolladores de envases. Cualquier envase debe garantizar el buen depósito del producto que contiene, pero para los cosméticos aún es más relevante pues son productos creados a través de compuestos que combinan productos naturales con químicos. 

Un envase de un producto cosmético debe permitir el correcto almacenamiento y conservación de este, teniendo en cuenta su composición. Y el etiquetaje en este caso es vital para saber con detalle la composición del producto así como la conservación en el recipiente.

Teniendo en cuenta que el comercio electrónico viene disparado en los últimos años (aunque durante este pasado 2020 ha sufrido una desaceleración del 16’5% frente el 20’2% del 2019) y con el impacto de la Covid-19, los embalajes de los productos deben aportar más que nunca seguridad  en su traslado y posterior entrega. Paradójicamente, cuando más se insistía en la utilización de envases sostenibles o en la reutilización por encima del uso desaforado de los envases de plástico de un solo uso, con la llegada del virus aumentó el uso del plástico, según los datos recogidos por Ecoembes

Aunque no es el packaging del e-commerce el principal factor de crecimiento de este dato, sí que se ha aceptado que durante esta pandemia el plástico supone un plus de seguridad para el consumidor. Por eso es prioritario que durante todo el proceso de recogida, transporte y entrega de un paquete, este sea correctamente desinfectado en todo momento. 

Sostenibilidad en los envases cosméticos

El impacto de la Covid-19 en nuestras vidas ha hecho que mucha gente despierte un poco su conciencia ecológica. La futura gran pandemia, dicen algunos, vendrá dada por el Cambio Climático. Es por eso que más que nunca, la sociedad actúa para reducir la contaminación. Y una parte de esta lucha pasa por reducir drásticamente el uso de los plásticos y adoptar una actitud basada en las tres R: Reducir, reciclar y reutilizar. Y en este sentido las grandes marcas llevan años investigando y desarrollando todo tipo de embalajes biodegradables

El sector de los cosméticos no es diferente y ya existen materiales reciclables, renovables, con “etiquetas limpias”  y con reducida huella ambiental. Año tras año se presentan nuevos materiales más respetuosos con el  medio ambiente como los bioplásticos, soluciones que combinan materiales en base polimérica y celulósica que permiten su reciclado; o materiales compuestos por algas u otras plantas que sustituyen los combustibles fósiles.

Otro fenómeno que está cogiendo relevancia es el de los envases recargables. Si anteriormente la leche se vendía en botellas de plástico y los frutos secos llenaban bolsas de tela, ¿por qué no volver a estas prácticas o ahondar en esta alternativa? 

La reutilización del envase es prioritario y si es de plástico aún es más necesario. 

En este sentido hay una iniciativa que ha dado la vuelta al mundo, la de Terracycle, quienes proponen una experiencia de compra online recargable. El consumidor hace el pedido, la empresa entrega la cesta a través de UPS y este podrá retornar el paquete de regreso para su recarga. A través de un único envase de plástico o de aluminio el consumidor irá recargando sus pedidos.

Pero lo que más ha sorprendido  en los últimos tiempos es la apuesta de LUSH, una empresa minorista de cosméticos del Reino Unido que su propuesta de valor es que sus productos son cruelty free, vegetarianos y veganos. Su apuesta por la sostenibilidad es tal que recientemente han inaugurado la primera tienda LUSH Naked, en la que ha eliminado totalmente el uso de envases en todos sus productos ofreciendo champú, acondicionador, exfoliantes, aceite corporal y más en forma de barra sólida.

Convenience en los envases cosméticos

Los envases convenience son aquellos que ofrecen la mayor comodidad para el consumidor. Es el envase que mejor se adapta a las necesidades del consumidor. Y en este sentido hay tres tendencias que marcan  el diseño de los envases para que sean convenience:

  • Para personas mayores: En este sentido, las marcas cosméticas deberán diseñar aquellos envases que permitan ser abiertos y cerrados con facilidad, con el mínimo esfuerzo. Para eso los materiales, la forma y el tamaño del recipiente deberán tenerse en cuenta durante el diseño. También se deberá poner atención en el etiquetaje de los productos para que sea bien legible y que la información esté jerarquizada para que la persona mayor vea lo más importante.
  • Para lactantes o niños: los envases que permiten una manipulación más fácil para los niños ayudan a la mejora de la alimentación de los niños. Las botellas de agua con tapones con boquillas son un buen ejemplo. o las que tienen una ergonomía que permiten un mayor agarre. En este sentido, el tamaño también importa pues no pueden ser recipientes muy grandes.
  • Envases adaptados al producto: en este caso, la industria cosmética desarrolla envases que tratan de adaptarse muy bien al cosmético que albergan. 

También son convenience aquellos envases que incluyen atributos que permiten su utilización a colectivos normalmente marginados. 

Hay que garantizar el acceso de estos productos a la mayor parte de la población, incluidos los que tienen algún tipo de discapacidad como los invidentes. Por ejemplo, ya hay marcas que fabrican envases con braille como Bioderma.

Tips para convertir un producto en atractivo

Tips para convertir un producto en el más atractivo del mercado

Cualquier empresa, grande o pequeña, debe pensar siempre en el marco total antes de desarrollar cualquier producto. Es decir, no solo se trata de diseñar un nuevo coche que ofrezca más prestaciones, sino que hay que pensar bien qué tipo de prestaciones, porque necesita estas prestaciones, cómo deben diseñarse estas prestaciones, que aspecto tendrá el nuevo coche, cómo se presentará el coche, cómo se venderá, cómo se promocionará, etc. Y es que los departamentos de producto, diseño y marketing trabajan más alineados que nunca para decidir el qué y el cómo de los productos. 

Cada sector tiene lo suyo, pero hay mercados que piden una estrategia global desde un buen principio. A la hora de decidir qué producto se debe desarrollar hay empresas que deberán pensar ya en cómo van a presentar el producto a su público objetivo. La competencia es feroz y hay que convertir el producto en el más atractivo del mercado. 

Pero la estrategia global (el inbound marketing es la mejor estrategia para alinear los principales departamentos de la empresa) no es una práctica habitual en la mayoría de las empresas. Y muchas de ellas diseñan y desarrollan el producto en función al departamento de marketing y comunicación para que hagan lo suyo: mostrar el producto lo más atractivo posible para sus usuarios.

En este sentido, hay muchas formas de convertir los productos y hacerlos más atractivos. He aquí unos cuantos consejos.

¿Cómo convertir un producto en el más atractivo del mercado?

La clave de un buen packaging

El departamento de Marketing deberá pensar en cómo envolver el producto que la marca ha desarrollado. En este sentido, hay varios aspectos que los profesionales del packaging deberán tener en cuenta:

Tamaño y forma

El tamaño y la forma de cualquier paquete determinará el contenido de este y ejercerá unas expectativas para el consumidor. Que un producto esté incluido en un envase hexagonal no será lo común y si este envase es mayor que la mayoría también destacará. De hecho, la táctica de ofrecer a los clientes un mayor envase, y por tanto, una mayor cantidad del producto (en alimentación), es habitual, sobre todo si además viene acompañado de una interesante oferta, por ejemplo, “el 10% de regalo”, “mayor tamaño, mismo precio”, etc.

Color

El color del pakaging deberá servir para identificar fácilmente la marca. El rojo es Coca Cola, el verde es Heineken, el blanco es de Apple… Una buena estrategia de marketing debería tener en cuenta el color de la marca para resaltar su posicionamiento, tanto sea en el punto de venta de la tienda como en la web.

Texto

Sin duda es lo más importante, aquello que aporta más información al consumidor. No solo se trata de leer bien el nombre del producto y de la marca comercializadora, sino de entender bien qué es y para qué sirve. El etiquetado deberá ser informativo y, aunque pueda apelar a la emoción con lemas o frases comerciales, debe ser transparente y honesto (la honestidad es un atributo cada vez más valorado por los consumidores). El etiquetado también debe aportar información sensible sobre el producto y debe ofrecer toda aquella información legal ligada a la distribución y consumo del producto. 

Y luego está el uso de la tipología. Todo, incluso el triaje de una tipología u otra, transmitirá una información valiosa sobre la marca con la intención de que se quede grabada en la cabeza del consumidor.   

Material

Un envase de plástico no tiene el mismo impacto en el usuario que uno de cartón. La sociedad exige a las marcas una mayor conciencia ecológica y sin duda el packaging es una de las formas más directas de mostrar el compromiso medioambiental de las marcas. Por eso cada vez más, se ven packaging de cartón (las nuevas latas de estrella recogidas con anillas de cartón) o de otros materiales biodegradables o reciclables.

Dónde situar el producto para que destaque más

Parte de la estrategia de convertir el producto en el más atractivo del mercado pasa por como se muestra a los consumidores. En este sentido, el profesional que deberá esforzarse en dar la mejor visibilidad del producto es el Trade Marketing. Si bien  no es lo mismo un paquete de tabaco que una taladradora, ambos productos tienen en común que siempre buscarán su mejor espacio de exposición. 

Si es cuestión de lineales, que el producto esté ubicado en aquella posición donde los ojos del consumidor vayan primero (el neuromarketing es vital para cualquier “trader”); si es en una peana o un pedestal, que el producto esté apilado y ordenado de manera que el consumidor pueda ver el producto en su totalidad (estrategia de facing, que se vean la mayoría de caras de la superficie del producto).

Promocionar el producto para conseguir el mayor impacto 

Marketing deberá diseñar al mismo tiempo que el packaging y la estrategia de Trade Marketing, la estrategia publicitaria y de comunicación. Anuncios, redes sociales, notas de prensa, presentaciones, ferias… Hay infinitas formas de dar a conocer cualquier producto. 

Está claro que una feria de automóviles será la ocasión perfecta para presentar un nuevo prototipo. Pero un bote de perfume lo mejor será una estrategia fuerte en los puntos de venta, tanto físico como online, y una potente difusión publicitaria en televisión y revistas. Pero también hay nuevas formas. Para un tipo de productos, el impacto publicitario en Redes Sociales es mayor que en la televisión y en otros medios. 

En este sentido, el video marketing cada vez es más útil y una de las tendencias que sirve más para presentar y explicar un producto son los vídeos de unboxing, donde un  profesional se dedica a evaluar el packaging de un producto y a desenvolverlo por primera vez. La experiencia que vive y transmite este profesional del “desempaque”, a través de YouTube u otra red social, será fresca y generará un engagement de calidad con los consumidores del producto.    

tendencias packaging 2021

Tendencias de packaging para e-Commerce 2021

El 2020 ha sido un año convulso que ha cambiado los hábitos de consumo de muchísima gente. Las tiendas, los supermercados, las librerías, etc., han visto cómo drásticamente se reducía el tráfico de personas en sus comercios y se incrementaban las ventas en el canal online. Nunca antes tantos consumidores habían comprado a través de Internet. Según el portal Statista, más del 80 % ha adquirido algún producto en el entorno online. La Covid-19 ha disparado el consumo online por la imposibilidad de ir a la tienda física (durante el confinamiento) o por seguridad y salud.

 Sin duda esta tendencia se irá manteniendo (aunque, poco a poco, se vaya recuperando el sector del retail físico) a lo largo del 2021. Es por eso que la responsabilidad del e-Commerce es más alta que nunca con sus consumidores. Y, paralelamente, hay otros sectores que también están viviendo un proceso de adaptación y transformación a la nueva normalidad. El packaging es uno de ellos. Y este año, el packaging para e-Commerce incorporará nuevas fórmulas, nuevas tendencias en sus paquetes y envoltorios. Los repasamos.

Tendencias de packaging para 2021 

La seguridad en el packaging

El embalaje de cualquier producto ahora debe aportar un plus de protección para frenar el avance del virus. Por eso las empresas de packaging para e-Commerce ya están ofreciendo envases lo suficientemente resistentes para sobrevivir a envíos prolongados y que cubran la mayor cantidad posible del producto físico

Teniendo en cuenta que, según dicen algunos estudios, el SARS Cov-2 puede sobrevivir hasta 24 horas en superficies de cartón y hasta tres días en plástico, habrá que optar por materiales más porosos como el cartón o el micelio de hongos, uno de los materiales biodegradables más utilizados en el sector en los últimos años (IKEA y Dell son dos marcas top que crean embalajes a partir de este material). 

Diseño más amable y suave

El diseño siempre ha sido emocional. Cualquier producto debe tener en cuenta las emociones del receptor a la hora de representarse a través de su diseño. El diseño implica formas, colores, texturas, y cada una de estas variables debe responder a una emoción que se quiere trasladar al consumidor. Y en este principio de año, nuestras emociones están  básicamente alteradas. La situación de la pandemia nos sumerge a todos en una situación de  miedo y estrés y eso es algo que las marcas saben y tratan de reducirlo. Este 2021 el diseño será más suave y amable que nunca.

En este sentido, el minimalismo coge fuerza. El “menos es más” coge fuerza en el packaging de e-Commerce. Las marcas van a utilizar una paleta de colores menos contrastada, apostando más por colores naturales y suaves. Asimismo, las formas de los paquetes y envoltorios tratarán de ser lo más manipulables posible, de fácil apertura y de formas más redondeadas para reducir el estrés y dar una sensación de calma a primera vista.

Siguiendo la tendencia anti estrés, el flat design se presenta como una de las respuestas en diseño más atractivas en este año. Este estilo de diseño nació hace años para el diseño de interfaces y se caracteriza por el uso de colores claros, altamente diferenciables, planos y muy vivos, así como por formas geométricas y tipografías grandes que dan una sensación de orden en el dibujo y consiguen una comprensión clara del mensaje. Muchos productos apuestan por un diseño de packaging en esta línea porque además permite una mayor adaptabilidad de la identidad corporativa de la marca. 

Microsoft. Ejemplo Flat design

Packaging sensorial 

Una de las tendencias que en los dos últimos años ha ido cogiendo más relevancia  en el diseño del packaging para e-Commerce seguirá ganando adeptos este año. Se trata de hacer embalajes que ofrezcan una experiencia de producto diferente y honesta con lo que contienen. Los creativos de las marcas deberán pensar siempre en cuál es la forma más original de presentar su producto de manera que consiga una conexión con el comprador.

El diseño es importantísimo para crear la conexión emocional con el consumidor, pero hay packagings que contienen en sí mismos un concepto absolutamente diferente. Un buen ejemplo de ello, podría ser una botella de vino envasada en un tronco de pino como el caso de Cole&Weber. O la colmena de madera que esconde el bote de miel de BzzzHoney

Bote de miel BzzzHoney

Por otro lado, la honestidad es un valor que está al alza. Los consumidores reclaman cada vez más honestidad de las marcas respecto a sus productos, es decir que lo anunciado sea exactamente lo que se van a encontrar una vez desenvuelvan el envoltorio del producto. La transparencia es algo que, precisamente, puede aportar el packaging. En el sentido literal. Algunos empaques han sido diseñados para que se pueda ver el interior de la caja y descubrir el producto. Sin trampa ni cartón. O al menos con menos cartón. 

Packaging para ecommerce sostenible

Ligado a la honestidad, está la demanda de empaques cada vez más sostenibles. El cartón es el rey de los materiales más sostenibles, pero no es el único. Habíamos mencionado un material biodegradable como el micelio de hongos, pero hay otros también como el PLA  (poli ácido láctico) o el TPS (almidón termoplástico).

ebook-packaging-sostenible-2

El packaging sostenible será plastic free, optará por materiales reciclados, apostará por reducir al mínimo la huella de carbono y priorizará el que sean reutilizables. Por ejemplo, usando materiales más duraderos como la madera o el metal o con tácticas que permitan al usuario reutilizar la caja de otra forma.    

Packaging ecommerce

10 consejos para mejorar el packaging en tu e-Commerce

En un par de días, en las casas de gran parte del mundo, millones de familias repetirán el mismo gesto: abrir, con  nervios y rapidez, el envoltorio de un paquete y descubrir que contiene un juguete, un libro, un ordenador, etc. Pero lo primero que verán cuando quiten  el papel será probablemente una caja, un depósito que guardará en su interior el objeto  codiciado. 

Este paquete les deberá informar en un solo vistazo sobre qué es exactamente, descubrir la forma y el tamaño, su función, el material de qué está hecho, si es delicado o no y destacar su valor diferencial. Y todo esto hacerlo de una forma atractiva, bonita, que les deje con la boca abierta. Es la ley del buen packaging.

Pero no solo en Navidades hay que cuidar el packaging, aunque sin duda es esta época donde las empresas deben esmerarse más para hacer envoltorios diferentes, que transmitan valores más navideños. Durante todo el año muchas marcas venden a través de su página web o su e-Commerce. Y sin duda, uno de los aspectos más importantes y que más cuidan estas marcas es el packaging de estos productos que se enviarán a través de sus mensajeros.

Hay que tener en cuenta que el empaque de cualquier producto debe cumplir varias funciones: informar, proteger y atraer. Es decir, dar a conocer el contenido del paquete con una foto, un diseño, un nombre y una definición; proteger el contenido del paquete con la forma, el tamaño y el material de que está hecho el empaque (e informar si es frágil); que la información y la protección del producto esté diseñada también con el objetivo de transmitir una serie de valores (bonito, fuerte, usable, reciclable, etc.) con los que el fabricante quiere que relacionemos este producto. 

Pero cuando un producto es adquirido a través de e-Commerce y se envía al domicilio, el paquete se incluye en otra caja, otro envoltorio.  En este caso, la prioridad se centra más en la protección del objeto, que en la información (ya te la dará el mensajero cuando te entregue el producto y el albarán con su descripción) y el diseño. Pero aun así, siempre hay opciones de dar un mínimo de información y de hacer más atractivo el packaging del regalo recibido por e-commerce.

Consejos para mejorar el packaging en tu e-Commerce

Adecuación del packaging

Cada paquete que se entregue será de una forma y un tamaño adaptado a las dimensiones del objeto que contiene. Pero la forma también puede informar bien del tipo de objeto que es. Por ejemplo, una botella de vino puede venir encajada en una especie de caja de cartón con forma también de botella.

Seguridad del packaging

La protección del producto que incluye la caja es primordial para que en el viaje que el mensajero hace no sufra ningún tipo de daño. Si el objeto es frágil deberá estar bien encajado en la caja y protegido con algún material que amortigüe cualquier golpe (bolas de porexpan, papel de burbujas, etc.).

Reconocimiento de la marca

La caja, el depósito que guarda el producto, debe mostrar bien claro la procedencia de este paquete: La empresa que lo proporciona. En este sentido, vale la pena disponer de un buen logo (la sonrisa de Amazon es el perfecto del logo minimalista) o el diseño de una tipografía para que el nombre de la empresa sea reconocible para el cliente.

Uso de materiales más sostenibles

La sostenibilidad es un must en las empresas de packaging. Las  cajas de  cartón reciclado son de uso casi obligatorio, pero además deberán optar también por utilizar virutas de madera u otros materiales de fácil reutilización y reciclaje para envolver productos y protegerlos de los golpes. Es bueno recordar que la Unión Europea va a prohibir los plásticos de un solo uso a partir de este 2021

Personalización del packaging

Cada vez más las empresas se esmeran en hacer llegar regalos que impacten más a la persona en concreto que lo recibe. La personalización en este sentido es un plus. No se trata de que la caja lleve el nombre del cliente, aunque no sería mala idea, sino de darle un toque más personal, con un detalle decorativo escogido para este cliente, con una carta con una dedicatoria, etc. 

Un packaging fácil de abrir

Cualquier marca deberá ofrecer la mejor experiencia del cliente en sus compras y el packaging también se incluye en esta. Cualquier paquete debe ser fácil de manipular, que se pueda abrir rápidamente. ¡No hay nada más molesto que una caja tan precintada que necesitemos algún cuchillo u objeto cortante para abrirla! Que la seguridad de los productos no nos haga diseñar empaques que no sean sencillos de abrir.

La generosidad fideliza

Si el producto recibido por el cliente es exactamente el que ha pedido y la satisfacción de uso es total, este cliente tendrá muchos motivos para volver a la tienda electrónica y comprar más. Pero si además le añadimos un detalle, un pequeño obsequio, un cupón de descuento (una estrategia muy usada para las primeras compras), la fidelización del cliente será mucho más grande.

Informar más sobre la empresa 

Si se quiere dar todas las facilidades al cliente para que vuelva a entrar a la web y vuelva a realizar una nueva compra, la empresa podría dejar un catálogo de los productos más vendidos o de aquellos que el cliente pueda interesarle más.

Facilitar la devolución

No hay que olvidar que el cliente pueda sentirse insatisfecho con el producto adquirido y que quiera devolverlo. Las empresas, en un ejercicio de transparencia, deben ofrecer siempre todas las facilidades para una correcta devolución del producto. No hay nada peor que darle una mala experiencia de devolución a un cliente. ¡No lo vas a recuperar nunca!

Un packaging que conecte

Tanto sea por la caja como en la factura, el catálogo o simplemente un folleto, la marca deberá buscar que el cliente conecte aún más con ellos. En este sentido, deberá  animarle a que le siga en Redes Sociales o que se baje (si la hay) la aplicación para poder disfrutar de más y mejores ofertas.

Packaging trade marketing

La importancia del packaging en el plan de Trade Marketing

Cualquier plan de Trade Marketing debe poner el foco en el canal de distribución del producto, en hacer todo lo posible para que el producto se presente en los canales de distribución más idóneos para su venta. El Plan está desarrollado para satisfacer al comercio minorista primero y para atraer la atención del shopper y motivar su compra después, y así, poder lograr aumentar las ventas del producto. 

Trade marketing

El equipo de Trade Marketing debe diseñar una estrategia para poder dar la mayor visibilidad del producto en el Punto de Venta. Pero primero hay que convencer al responsable de la tienda que los cambios aplicados a su Punto de Venta serán los que van a beneficiar una venta del producto y al mismo tiempo no van a impedir la compra de otros. Hay que posicionarse, diferenciarse, pero al vendedor le interesará poder vender el máximo de variedad de productos. No hay que ser acaparador. 

Captar la atención con  el packaging

En este sentido una de los puntos clave para cualquier Plan de Trade Marketing está en el diseño del packaging. No es algo que defina este equipo, sino que es un trabajo conjunto con todo el departamento de Marketing. Pero el “trader” será quien tenga la idea más clara de cómo este se mostrará finalmente en el lineal o el aparador, por eso podrá remarcar aspectos funcionales y de diseño que harán que el producto destaque más entre la multitud de productos. 

Cualquier profesional del Trade Marketing sabrá que tiene unos 7 segundos para causar una buena impresión al consumidor antes de que el cliente centre su atención en otro producto. Y en esta primera impresión el consumidor no solo se llevará una impresión  sobre el producto sino también sobre la marca que lo comercializa. Por eso, todo lo que hace referencia al packaging del producto debe reflejar bien los valores de la marca. 

Tanto en la tienda física como en el e-Commerce, el producto debe ser mostrado con la mejor cara posible. En este sentido hay una cierta tendencia en las marcas (sobre todo en el sector de la alimentación) de empaquetar sus productos en envases premium. De hecho, el mercado online, según una encuesta, el 52% de los clientes en línea informan que seguirían comprando a la misma empresa si reciben sus pedidos en envases premium. 

Asociado a este tipo de packaging ha surgido un fenómeno en YouTube: los vídeos de unboxing, donde expertos en el tema desempaquetan productos y hacen un análisis tanto del paquete como del producto contenido. Queda claro que cada vez se le da más importancia al packaging de un producto y el “trader” deberá aportar su experiencia en el punto de venta para ver cuál es la forma, el material, los colores, la información, etc., que necesita el envase para optimizar sus ventas.   

Las claves del embalaje de un producto para su venta

Un buen packaging para un producto debe estar pensado para cumplir una serie de propósitos:

  • Asegurar la entrega del producto.
  • Informar al cliente sobre el producto.
  • Dar garantía de calidad y fiabilidad. 
  • Dar la imagen de marca precisa.

Asegurar la entrega del producto

El empaquetamiento de cualquier producto está sujeto a varias condiciones dependiendo de la naturalidad del producto. Lo primero que hay que pensar es en la seguridad del producto durante el transporte. El embalaje debe protegerlo en todo momento para que a su llegada el responsable de la tienda lo reciba en las mejores condiciones. O que lo reciba el shopper que ha comprado el producto online y lo reciba bien protegido.

Cabe destacar que el embalaje de un producto también debe estar pensado en clave marketiana. Un paquete protegido con papel burbuja, en una caja de cartón con el logo de la empresa o los colores corporativos también comunica los valores de la marca.

Informar al cliente sobre el producto

Cualquier embalaje que contenga un producto para ser consumido debe aportar toda la información relativa a qué es y que contiene este producto, sus características técnicas y de composición. Esta información será relevante también para que el shopper pueda ver el valor intrínseco del producto y su diferenciación con la competencia. No es lo mismo unos auriculares bluetooth con cancelación de ruido, que sin.

Toda información contenida debe ser transmitida para contestar aquellas preguntas que se pueda hacer el Buyer Persona frente a nuestro producto y además hacerlo con claridad y  enfatizando un tipo de mensaje que apele a la emoción. Hay que animarlo a comprar el producto. Y si hay algún tipo de promoción, oferta o regalo, el paquete debe resaltar esta ventaja competitiva.

Dar garantía de calidad y fiabilidad 

Cada producto tiene el empaque que se merece. Así pues el packaging siempre tendrá que dar la imagen de calidad que se le presupone al producto que contiene. Si vemos un paquete con un diseño pobre, con letra pequeña, con un material basto, no supondremos que en el interior haya un  producto para gourmets precisamente. A lo mejor es lo que buscamos transmitir, pero en general a las marcas siempre les interesa mostrar más de lo que valen sus productos. Más vale un envoltorio bien bonito, aunque el producto no sea tan bueno como parece. Los materiales y el diseño de buena calidad dan credibilidad a los productos y sus marcas.  

Dar la imagen de marca precisa

El packaging también debe diferenciar una marca de otra. El nombre del producto, el logo, la paleta de colores, la tipografía de la letra… Todo está diseñado siguiendo el diseño corporativo de la  marca. Todos los cereales Kellog’s tienen una composición de la imagen de sus paquetes parecida, un diseño similar, un tamaño y una forma que hace que el comprador identifique cualquier paquete de ellos a metros de distancia. Eso facilita la elección y la tarea del comprador, identifica el producto, le va bien y descarta cualquier otra opción sin ni tan solo hacer la comparación. Por eso cualquier alteración  del diseño del packaging puede alterar la percepción del consumidor y perjudicar las ventas. No se debería hacer sin poder realizar una buena campaña de anuncios donde se informe del cambio para que el consumidor pueda reconocerlo cuando antes en el supermercado. 

El cumplimiento de todos estos propósitos harán que el packaging ofrezca la mejor versión  del producto y que el shopper pueda valorar su adquisición. Por eso, el diseño del packaging en cualquier producto será vital para su venta. Solo tenemos 7 segundos para transmitirle al shopper que somos lo que él necesita. Pero la interpretación y comprensión de una imagen se realiza con mucho menos tiempo. No desaproveches la

Tecnología aplicada al packaging

Tecnología aplicada al packaging: Claves de éxito

Una de las partes del ciclo de producción de un producto más importante y que año tras año trata de innovar más es sin duda el que afecta al envase y envoltorio del producto. El cambio climático obliga a las empresas de packaging a tratar de diseñar envases que puedan ser reciclados o reutilizados. 

Para  conseguir nuevos tipos de envases, las empresas se sustentan en las  novedades tecnológicas para desarrollar nuevos materiales y nuevos procesos más sostenibles. La tecnología aplicada al packaging puede ayudarnos a reducir el impacto de los envases de plástico en el planeta.

Hacia un packaging más sostenible 

La sociedad cada vez está más concienciada en reducir el uso del plástico, un elemento muy contaminante en nuestra tierra y que se amontona en nuestros océanos. 

Cicloplast, sociedad sin ánimo de lucro que impulsa acciones de reciclaje en las empresas de plástico, ha realizado un informe anual sobre el reciclado de envases de plásticos en España. La tendencia de los españoles al respecto es al alza desde hace más de 20 años, pero en los últimos 5 años han depositado un 35% más de envases de plástico, bricks y latas en el contenedor amarillo y un 9’1% más en el último año. La sociedad está muy concienciada y las empresas lo saben y deben aportar su grano de arena.

Los productores deben examinar sus métodos de producción con el objetivo de reducir los residuos de materiales desde el origen. No es solo el resultado (el envase), sino también el proceso de producción el que contamina. Cuando menos materiales contaminantes utilicemos en el proceso, menos residuos generaremos. Así pues, gran parte de los esfuerzos de los departamentos de I+D+i está en  el desarrollo de materiales y procesos menos contaminantes. Pero no solo en esto. 

Cómo la tecnología mejora un envase

Las empresas reconocen el valor de la tecnología para mejorar los envases de sus productos y los procesos de desarrollo y producción. Hay muchas aplicaciones en las que la tecnología consigue transformar el envase de un producto y hacerlo más atractivo para el consumidor. Estas son algunas.

La tecnología ayuda a crear envases más sostenibles

Las empresas están desarrollando materiales reciclables al mismo tiempo que se esfuerzan en reducir la huella ecológica durante sus procesos. Algunos de los productos que es están realizando son:

  • La combinación de materiales de diferentes fuentes (plástico, cartón, aluminio…) para mejorar las propiedades y el reciclaje de envases convencionales de bienes de consumo.
  • Nuevos materiales biodegradables: Compostables, celulósicos, biopolímeros, reciclables… Todos estos materiales son menos nocivos para el Medio Ambiente sobre todo porque son activadores de degradación.
  • Envases activos con absorbedores de etileno para aumentar la vida útil en frutas y hortalizas: De esta manera se alarga la vida útil de estos productos frescos y de otros de origen animal.
  • Aditivos funcionales y recubrimientos barrera para envases alimentarios: Los materiales de embalaje pueden incorporar algún tipo de aditivo funcional que lo recubra. De esta forma se mejorará el material y ayudará a reducir el uso de este material.
  • Nuevos sistemas de envasado más sostenibles que reduzcan el desperdicio alimentario.
  • El ecodiseño no es solo el uso de materiales reciclables y reutilizables, sino ajustar bi en los envases a las características del producto para no desperdiciar material. En el caso del e-commerce esta necesidad es cada vez más notoria, pues muchas empresas entregan sus productos con un embalaje excesivo. Hay que ajustar bien el uso de los envoltorios para que sean seguros en sus traslados, pero también que no generen un exceso de residuos.

La tecnología crea envases inteligentes

Los propios envases de los productos pueden verse con alguna innovación  tecnológica como puede ser que la fecha de caducidad vaya cambiando de color a medida que se acerca su último día de uso recomendado. Aunque uno de los usos más innovadores de los  envases es con la Realidad Aumentada (AR).

Un packaging habilitado con AR permite mostrar al consumidor muchas cosas del producto.  Enfocando al producto con el smartphone y a través de la aplicación correspondiente, el consumidor podrá descubrir, como si de un video se tratara, como se despliega una serie de información sobre el envase dando a conocer detalles del proceso de producción, propiedades del producto y hasta como este ha sido creado.

Es una experiencia inmersiva que hace que el producto sea mucho más atractivo y, por tanto, favorece la decisión de compra por parte del consumidor.

Luego está el etiquetado en la nube. Hay ya varias empresas en Europa que utilizan algún software que permite la digitalización de las etiquetas de los productos, con sus códigos de barras incluidos.

Estos programas permiten a las organizaciones gestionar sus etiquetas de forma muy flexible y administrar el ciclo de vida de los productos con facilidad a través de estas etiquetas en el cloud.

Otra de las ventajas de este método de etiquetaje es que facilita la trazabilidad del producto y en consecuencia es una mejora para las operaciones logísticas. Y lógicamente, se genera menos gasto de papel.

La tecnología ayuda a la internacionalización del packaging

Cuando un producto tiene mucha demanda a nivel nacional, las empresas deben plantearse abrir mercado y  venderlo en otros países. Cuando se abre el melón de la internacionalización de las marcas y los productos, hay muchas cuestiones que hay que tratar, tanto a nivel legal, logístico, de marketing, etc. Y el packaging seguramente habrá que adaptarlo según el mercado al que vaya dirigido.

Un packaging, sea por el envase o el envoltorio, ha de garantizar la seguridad del producto que guarda, su correcta recepción y la adaptación legal, lingüística y cultural de la información que da el envase, entre otras variables a tener en cuenta.

El diseño de un packaging también se adapta a los usos de cada país. En el caso de los alimentos, el envase sirve para reflejar «la imagen» del producto que se pretende transmitir al consumidor, y constituye un poderoso medio de comunicación con la demanda. En consecuencia, el tamaño, la forma y el color del envase, la tipografía utilizada en los textos, y los materiales empleados en su elaboración, adquieren una importancia capital

De esta forma, es necesario disponer de un software que centralice la investigación, el diseño y el proceso de producción de los distintos packagings que se deban crear para alcanzar satisfactoriamente los distintos mercados. Un  ejemplo de programa que cubre algunas de estas demandas es Dynpack, programa basado en Microsoft Dynamic Business Central.

Packaging

Top of mind: El packaging y cómo este ayuda a posicionarte en la mente del consumidor

Cualquier marca debe tener entre ceja y ceja estar en el Top of Mind del consumidor. Es decir, en el caso de que la empresa comercialice galletas, cuando el consumidor piense en comer galletas, la primera marca que le venga a la cabeza sea esta. ¿Te apetece un refresco? Pues lo primero que te vendrá a la cabeza es una Coca-Cola. 

Sin duda, la marca de refrescos gaseosos americana es una de las grandes marcas que sabe mantenerse siempre en el Top of Mind. Pero para el resto de las marcas con mucha menos repercusión, lograr estar en el Top of Mind de sus consumidores es una tarea dura y que requiere mucha constancia.

Hay muchas claves para que una marca se mantenga en la mente del consumidor. Pero ahora nos queremos fijar en solo una de ellas: el packaging.

Trabajar el posicionamiento de marca

Para lograr un buen posicionamiento de marca en primer lugar hay que conocer bien al buyer persona, saber los beneficios que le puede dar el producto o servicio a tu cliente. A partir de aquí trabajar la estrategia para hacer ver que lo que se ofrece tiene unos atributos relevantes para el consumidor, que se diferencia de la competencia, que es un producto útil y con mercado, que dispone de unos valores asociados a la marca y que estos le dan más visibilidad.

El posicionamiento de marca no es algo intangible. Detrás hay una estrategia que sigue un patrón basado en una pirámide, la pirámide del posicionamiento de marca ideada por Branderstand.

Esta pirámide tiene dos lecturas, la que debe seguir la empresa, de arriba a abajo, y la que sigue el consumidor, de abajo hacia arriba. Pero como empresa debemos empezar por el pico, plantearnos qué es lo que queremos hacer, cuáles son los valores con los cuales queremos que nos identifican, cómo vamos a comunicar nuestra imagen de marca y finalmente traducirlo todo en la creación de nuestros productos o servicios. Entre la penúltima y última fase es donde debemos pensar, diseñar y ejecutar el packaging de nuestros productos.

Cómo hacer que el packaging sea clave para el Top of Mind

El packaging es básico para proteger los productos que queremos distribuir, almacenar y vender. Además el packaging debe transmitir una serie de información de interés para el consumidor (nombre, ingredientes, data de caducidad…).

Pero por supuesto que también debe ser atractivo para los clientes, llamar la atención para que, en caso de duda, el cliente sienta que aquel producto es el que realmente necesita. ¿Pero cómo hacemos para que el envoltorio de un producto produzca este enamoramiento?

  1. En el diseño del packaging intervienen muchas variables: forma, materiales, colores, tamaño y tipo de las letras, etc. Cada una de estas variables hablará de nuestra marca por tanto hay que analizar bien el estilo de comunicación que queremos imprimir. Una de las claves está en escoger el espectro cromático. Hay que tener en cuenta que, según  el estudio realizado por la South East European University, el 79 % de los consumidores reconoce que el color del packaging influye en sus decisiones de compra. Los colores transmitirán las sensaciones que queramos dar y hay una serie de asociaciones cromáticas que debes recordar: negro, plateado y dorado para productos gourmet; verde y marrón para productos ecológicos; el azul o el naranja para productos pediátricos o infantiles, etc.
  2. Las imágenes en cualquier envoltorio nos sirven para transmitir una serie de mensajes: Teniendo en cuenta que el 84% de los consumidores reconoce que el diseño del producto influye en su proceso de compra, es obligatorio el pensar en un logo, un dibujo o una fotografía que transmita los valores de la marca.
  3. El envase tiene que estar alineado con los valores de la marca: Ser una marca sostenible es uno de los valores con más aceptación en la sociedad. Por eso disponer de un packaging sostenible dirá mucho de nuestra marca. Un envase reutilizable o fácilmente reciclable puede marcar la diferencia. Pero no solo se trata del material, sino también del diseño del envoltorio. Disponer de un sistema de cierre, dosificación o que permita cortar fácilmente el cartón facilitarán las cosas al consumidor y harán que se decante por este producto. Tácticas de usabilidad.      
  4. Ten en cuenta el facing del producto: El facing es aquella técnica mediante la cual se administra el número de caras de un producto que se van a exponer. Es decir, esta técnica implica a la colocación del producto en el lineal y resuelve el número de caras que podemos llegar a ver de este. Cuanto mejor percibamos el producto en su totalidad, más probabilidades tendremos de destacar. En este sentido, la clave es poder dejar nuestro producto de pie.
  5. La tecnología permite una mayor implicación e interacción de los consumidores con las marcas y los productos: Y a mayor interacción, más interés del consumidor y, en consecuencia, más posibilidades de compra. Implicar al consumidor en un juego con la marca mediante un código QR con el que consigan descuentos o regalos es una buena estrategia de marketing que implica el diseño del packaging.

Todos estos puntos claves los debe tener en cuenta todo el departamento de marketing, pero sobre todo el responsable de Trade Marketing, quien deberá situar todos estos productos en el Punto de Venta para que luzcan al máximo. Tanto importa el impacto del packaging del producto como la situación en que se encuentra este. ¡No lo olvidemos!

Trade marketing